Blog de Cisco España
Compartir

La oportunidad de protagonizar la digitalización de un país


17 February 2021


La organización La Salle Barcelona de la Universidad Ramón Llul, me invitó a participar de una charla virtual orientada a directivos de empresas con el objetivo de comenzar a trazar el futuro de la digitalización en España desde el punto de vista del management, de la dirección general de las empresas. 

Una ponencia con un enfoque sobre esta situación sin precedentes que vivimos desde hace ya casi un año, que también ha desafiado a los directivos y sus posiciones teniendo éstos en más de una ocasión que rescatar nuevas tácticas y estrategias para reinventar sus políticas y estilos de liderazgo. ¿Cómo impactó la aceleración de la transformación digital a los capitanes de los barcos? ¿En qué se vieron obligados a cambiar su rol? ¿Qué sectores fueron los más reactivos a la digitalización durante los primeros meses de la pandemia y cuáles son los que, lejos de estancarse, deben aprovechar más este momento como una oportunidad? 

Digitalización empresarial: la reacción de las empresas frente al primer confinamiento

Al pensar en cómo fue la reacción de las empresas frente a esta situación, inesperada para todos, hay dos aspectos que me parece muy importante destacar: uno es la aceleración de los planes de digitalización. Hay empresas que venían gestionando sus planes de transformación digital de uno a tres años que han acabado llevándolo a cabo en pocos meses o incluso días. Esto es una verdadera revolución. Es el gran ejemplo de que a veces las crisis son grandes oportunidades para generar procesos de transformación

En segundo lugar, durante este tiempo, hubo percepciones frente a ciertos conceptos que se han transformado por completo, es el caso del teletrabajo. El teletrabajo ha casi dejado de ser algo puntual y poco común para pasar a ser un modelo casi obligatorio, al menos como forma de trabajo opcional sino estable y, por supuesto, como medida de contingencia. Durante la primera ola, el 60% de las organizaciones de nuestro país y también a nivel mundial han tenido a más de la mitad de la plantilla de empleados trabajando desde casa. 

Pero el trabajo remoto no es el único área que ha sido protagonista de esta revolución. Esta revolución ha implicado cambios en cómo se gestiona una empresa a nivel general, en todas las áreas: marketing, recursos humanos, ventas, producción, logística; ha transformado también la forma en cómo se gestionan las relaciones laborales, ha cambiado incluso la velocidad a la que trabajamos. Desde luego, las tecnologías que posibilitan todo este cambio, ya existían antes de la pandemia. Lo que no existía eran las calidades de servicio que se dan ahora y el despliegue masivo que se han mejorado en cuestión de meses.

 

Los sectores más activos en el proceso de digitalización

Para explicar el proceso de transformación digital de una economía global por sectores, me gusta usar el ejemplo que algunos economistas hacen de recuperación en forma de “K”. En la parte de arriba de la “K” hay sectores con diferentes velocidades de adopción. Y en la parte de abajo hay sectores que desgraciadamente no van a tener esa misma oportunidad y, por lo tanto, es en los que vamos a tener que invertir mucho para su recuperación. 

En Cisco, hemos visto una reacción rapidísima del sector público, tanto en su rol de servicio a la ciudadanía como de empresa pública. Definitivamente es un sector que yo ubicaría dentro de la parte de arriba de la “K”. De hecho, esta leve mejoría en la economía que estamos comenzando a ver está siendo liderada por las empresas públicas y por las empresas del IBEX 35 que son las que han adoptado una actitud tractora de la digitalización y las tecnologías en España. También las startups, nativas digitales en su mayoría y flexibles a los cambios están siendo abanderadas del cambio.

Como parte de la iniciativa Digitaliza, nuestro plan de inversión para digitalizar el país , en Cisco hicimos un análisis en el que valoramos cuáles son las áreas que necesitan mayor inyección y apoyo en digitalización:

1) Administración: se trata de todo lo referente al Estado digital del SXXI. Implica modernizar los territorios, el sistema fiscal y la gestión de gobierno en general para el crecimiento inclusivo y sostenible.

2) Sostenibilidad: digitalizar para una transición energética justa e inclusiva.

3) Salud: es la aplicación de la tecnología para lograr un pacto por la ciencia y la innovación además de un refuerzo al Sistema Nacional de Salud.

4) Educación: representa nuestro compromiso de potenciar el conocimiento de nuevas tecnologías para dotar de capacidades a la fuerza laboral del futuro, ofrecer políticas de empleo, impulsar la industria de la cultura y el deporte.

5) Conectividad: prestar atención a aquellas zonas olvidadas del país donde la productividad y la atracción de talento no pasan ya por instalar una empresa sino por algo mucho más simple como llevar fibra óptica. Se trata también de ofrecer ecosistemas e infraestructuras resilientes.

6) Empresas y trabajo híbrido: apoyar y contribuir a la modernización y digitalización del ecosistema de nuestras empresas.

 

El rol de los directores de empresas frente a la aceleración de la digitalización

Sería no realista por mi parte no reconocer que estamos (de acuerdo con las predicciones de diferentes organismos oficiales como la OCDE, el FMI o el propio Gobierno de España) en uno de los momentos de mayor decrecimiento del producto interior bruto  de las últimas décadas. Pero también sería no realista no entender que estamos ante una oportunidad única de transformación. Un buen directivo hoy debe tomar sus decisiones teniendo en cuenta un equilibrio estos dos enfoques. 

Personalmente, si tuviera que darle a los managers una recomendación fundamental para ejercitar la resiliencia empresarial ésta sería sin lugar a dudas acelerar la transformación de los equipos. ¿En qué sentido? En el sentido de ser mucho más inclusivos. Inclusivos en todos los aspectos. Tener equipos de trabajo diversos en cuanto a edad, género, procedencia, inclinaciones y formaciones. Ser inclusivos significa incorporar diversos puntos de vista y diversas formas de adaptarse al cambio. Liderar equipos con capacidad de procesamiento de información diferente y de trabajar con flexibilidad. Por poneros un ejemplo que me enorgullece desde el primer día que trabajo aquí: en Cisco España trabajamos personas de 27 nacionalidades diferentes.

¿Cómo ayudar a las PYMEs a encarar un proyecto de transformación digital? 

Durante esta crisis que ya dura casi un año, hubo empresas con una capacidad de reacción y respuesta rápida y otras con capacidad de adaptación algo menor pero sin lugar a dudas el sector que más está sufriendo y al que más le puede costar remontar son los pequeños y medianos negocios. Y, en este sentido, creo que las empresas más grandes debemos contribuir para ayudarles a salir adelante. En Cisco existen planes y aportaciones directas de apoyo a las PYMEs pero además, Cisco en conjunto con otras grandes empresas vamos a presentar al gobierno de este país un plan específico de capacitación tecnológica, de dotación de recursos tecnológicos y de implementación de estrategias de ciberseguridad para PYMEs españolas para ayudarlas a incrementar su competitividad. ¿En qué se basa este plan? Pues en tres pilares fundamentales:

1- Ofrecer disponibilidad de infraestructura tecnológica. No todas las PYMEs están situadas en los grandes centros urbanos como Madrid, Barcelona, Zaragoza, Palma de Mallorca o San Sebastián. Muchas están ubicadas en polígonos o en las afueras de las ciudades y pueblos sin infraestructuras adecuadas de telecomunicación. Para todas debe haber disponibilidad de recursos. Esto no depende de la PYME, depende de nosotros, las empresas más grandes, y del trabajo en conjunto con la administración pública. 

2- Ofrecer la tecnología necesaria.  Que los pequeños negocios tengan acceso a herramientas de ciberseguridad y a plataformas tecnológicas tanto de comunicación como de comercio electrónico.

3- Capacitación. Las empresas españolas requieren perfiles con con especialización en software, en ciberseguridad, en redes. En ocasiones necesitan fichar talento de otros países. En un país como el nuestro, con una tasa de empleo alta, no deja de ser curioso que estemos importando talento en algunas tecnologías. Por lo tanto, este es  un punto en el que existe una doble oportunidad y un doble beneficio: ayudar  las PYMEs a dotarse del talento adecuado para ser más competitivas y, al mismo tiempo, contribuir como empresa a resolver un problema intrínseco del Estado como lo es el paro, más concretamente el paro juvenil. No debemos olvidarnos que talento y tecnología son sinónimos de competitividad y de empleabilidad. 

 

Apostar por el teletrabajo tiene un impacto personal, comunitario y social 

Mucho se ha hablado sobre el trabajo remoto durante este tiempo. Mi percepción particular es que no vamos a volver a las oficinas sino que se implantará un modelo de trabajo híbrido. El teletrabajo ha llegado para quedarse no sólo por razones de bienestar personal del empleado sino también por cómo sus beneficios se trasladan en cascada a otras áreas. 

¿Sabíais que 6 de cada 10 españoles opina que con el teletrabajo su vida ha mejorado en términos de conciliación laboral y personal? ¿Os sorprende si os digo que la mitad de los encuestados afirmó haber incorporado ejercicio físico en sus rutinas diarias y el 65% manifestó sentirse mejor a nivel de salud mental y bienestar general? ¿Y si os cuento que, además, el mismo porcentaje ha afirmado tener más tiempo para estar con sus familias y el teletrabajo ha significado miles y miles de coches menos en las carreteras cada día? ¿Qué nos están diciendo estos números? Que el teletrabajo tiene un impacto tanto en la calidad de vida de las personas como en el ámbito social y en el medioambiente. 

 

Los sectores estrella a la hora de evaluar la transformación digital como una oportunidad

Antes de especificar sectores, creo que el dato fundamental que no podemos pasar por alto es que el 33% de los 140 mil millones de euros que se van a invertir en España se van a invertir en digitalización. En los próximos meses, entre el 10% y el 15% del PIB mundial se va a invertir en tecnología. Esto no significa comprar routers, switches o puntos de acceso, significa infraestructura que impactará a nuestros modelos productivos y a nuestras empresas. Significa repensar cómo las empresas van a prestar sus servicios a partir de ahora. 

Hace un año atrás cualquiera de nosotros hubiera valorado como “poco profesional” la actitud de un médico que nos hubiera propuesto asistir a una consulta por videollamada en lugar de manera presencial. Hoy, la telemedicina no sólo es una realidad sino que es necesaria. De modo que, definitivamente, salud digital, es un sector cuya digitalización representa una gran oportunidad. A continuación le siguen: educación digital, administración digital, seguridad informática para infraestructuras digitales y soluciones de apoyo a la pequeña y mediana empresa.

Muy bien. El tablero ya está preparado. Ahora empieza el juego. Como directivos, analizad vuestras estrategias y tácticas para desplegar todo el potencial de la tecnología en vuestros negocios. Como mencioné anteriormente, soy consciente que estamos frente a una de las crisis más grandes de las últimas décadas, pero no sería realista si no afirmara que también es una gran oportunidad. La oportunidad de aportar al crecimiento de nuestro país.

Si os ha gustado el artículo, me encantaría leer vuestras reflexiones. Dejadme vuestro comentario abajo y con gusto os responderé.


Leer más

Cómo acelerar la digitalización del país: una oportunidad única con Next Gen EU

Cómo la tecnología puede contribuir al proceso de vacunación mundial

¿Qué es “Digitaliza”?

Tags:
Deje un comentario