Blog de Cisco España
Compartir

¿Qué diferencia hay entre una red para un negocio pequeño y una red para una empresa grande?


8 September 2020


Creo que no os sorprenderé si os digo que esta es una pregunta que me han hecho muchísimas veces. Y claro, tiene sentido, porque cuando los dueños de pequeños negocios se enfrentan a la necesidad de digitalizar sus servicios, la primera imagen que se les viene a la cabeza es el data center de Google y entonces la primera pregunta, seguida de la cara de terror, es: “¡¿Pero cuánto me va a costar a mi eso?! ¿Cuánto cuesta montar un data center?”. Dejadme deciros que mucho menos de lo que parece porque así como los servicios que ofrece una pequeña empresa no son de la misma naturaleza que los que ofrece una corporación, tampoco sus necesidades tecnológicas son las mismas. 

¿Quiere decir esto que necesitan menos tecnología? No. ¿Quiere decir que necesitan tecnología “más básica”, es decir, de una calidad inferior porque sus procesos son más simples? Tampoco.

Si lograron escuchar sin pánico la primera pregunta sobre los costes, entonces aparece una segunda pregunta, bastante repetida también que es: “¿Y por qué necesitaría yo una red informática en mi negocio?”. En este artículo anterior, mencioné algunos de los beneficios en términos de crecimiento económico, eficiencia, mejora de la experiencia de los clientes y adaptación flexible a los cambios del mercado. Pero en este blog quiero profundizar aún más en cuáles son las diferencias de red según el tamaño de una empresa.

 

Pequeños o grandes, el punto de partida es el mismo

Las empresas no invierten en tecnología simplemente porque está de moda. O porque da buena impresión lucir una caja llena de luces como un arbolito de Navidad. O porque un amigo le dijo al dueño que “está bueno” y “es lo que hay que hacer porque todo el mundo lo hace”. Las empresas invierten en tecnología porque tienen algún problema de negocio. Ahora bien, ¿qué es un “problema de negocio”? 

Un problema de negocio es cualquier dificultad que se encuentre una empresa de camino a un objetivo. Pueden ser: problemas de facturación (el más común), pocas ventas, quejas de la calidad del servicio, falta de personal, imposibilidad económica de contratar personal, dificultad de comunicación entre sucursales, imposibilidad económica de invertir a corto o mediano plazo. Y la lista puede seguir. Vosotros, emprendedores, lo sabéis mejor que yo. 

Afortunadamente, (y aquí es donde os imagino sonriendo) en nuestro mundo conectado de hoy, la tecnología funciona como un habilitador. Esto significa que podemos sacarle provecho para que solucione nuestros problemas de negocio. En una frase trillada: dime qué problema de negocio tienes y te diré qué solución tecnológica necesitas.

 

Diferencia entre una red para una PYME y una red corporativa

La gran diferencia es que para las empresas pequeñas suele ser mucho más crítico, más vital, el poder mantener la conectividad. ¿Quiere decir esto que las empresas grandes no sufren los cortes de conectividad? No. Simplemente quiere decir que es probable que las empresas grandes puedan permitirse interrupciones mientras que a una PYME una situación de este tipo puede realmente ponerla en jaque.

En este sentido, y dado que la estabilidad es un valor importante, es bastante más común que las PYME opten por lo que llamamos “computación como servicio”. Esto es, tener los recursos del sistema informático, especialmente almacenamiento de datos y capacidad de cómputo, siempre disponible y bajo demanda sin que el usuario los tenga que gestionar activamente. Actualmente, muchos proveedores de nubes públicas ofrecen estos servicios y a simple vista pueden resultar convenientes porque sólo consumes los recursos que necesitas y pagas mensualmente. Pero la realidad es bastante diferente porque cuanto más consumes, más pagas.

En tal sentido y, tal como hacen las grandes corporaciones, una estructura informática que opere en tu propia nube privada o a lo sumo en una híbrida no sólo te dará más libertad sino que además será mucho más eficiente

¿Quiere decir esto que estarás comprando un servicio de tamaño corporativo y te saldrá un ojo de la cara? No. Lo que quiere decir es que estarás pagando tranquilidad en términos de seguridad informática, eficiencia y estabilidad de conexión. 

¿Tienes alguna otra pregunta sobre cómo implementar tecnología en un negocio pequeño? Déjame tu comentario abajo y con gusto te asesoraré en lo que necesites.


Leer más

Todo lo que las pequeñas empresas necesitan saber antes de implementar su primera red

Opciones de financiación especiales para PYMEs

Los desafíos financieros de la re-apertura de las PYMEs

Tags:
Deje un comentario