Blog Cisco Latinoamérica
Share

Ciudades inteligentes también son ciudades seguras

- 20 September 2017

Cuando se habla de ciudades inteligentes no suele profundizarse en una de las características de estas: la seguridad pública. Las ciudades inteligentes también procuran la seguridad ciudadana, al igual que la movilidad, la sustentabilidad o el uso de energías renovables.

El reto al que se enfrenta cada gobierno es muy grande si consideramos que el 60% de la población residirá en un entorno urbano para 2030, de acuerdo con la UNESCO. Entonces, ¿cómo podremos sentirnos protegidos en una ciudad más grande, con mayor número de habitantes y más problemas?

En Latinoamérica, la seguridad pública es una de las principales preocupaciones de sus ciudadanos, y con justa razón, ya que algunas de las ciudades más peligrosas del mundo se encuentran en la región. No es de extrañar que los ciudadanos exijan medidas más eficaces en contra del crimen.

Los retos de las grandes ciudades se están volviendo cada vez más complejos, y los tiempos de respuesta deben ser más cortos. La visión de Cisco para soportar esta misión permanente involucra el Internet de Todo (IoE): una conexión de gente, procesos, datos y cosas. Una integración tal es crucial para la labor de inteligencia y seguridad de todos los días.

IoE puede ayudar a completar las brechas en los procesos y en las comunicaciones humanas, y se puede argumentar que tiene la capacidad de reducir los índices de delincuencia en una ciudad mediante soluciones de colaboración, video, dispositivos de IoT, biométricos y mapeo. Uno de los casos más interesantes es el uso de software para recabar detalles de incidentes en tiempo real, incluyendo hora, ubicación y cualquier otra variable asociada que se necesite para dar asistencia en el tiempo más corto posible.

Gobiernos de distintos niveles, desde locales hasta federales, han comenzado a implementar estrategias de seguridad pública basadas en este tipo de soluciones digitales. Gracias a estas herramientas, por ejemplo, es posible establecer cuáles son las zonas más peligrosas para definir mejores horarios, rutas y estrategias de patrullaje. A su vez, la grabación y transmisión de video en tiempo real, pueden hacer más transparentes las operaciones de los grupos policíacos.

Las ciudades más seguras ayudan a mejorar la calidad de vida de la población, atraer inversionistas, incrementar el turismo e impulsar el desarrollo económico. Si tuviéramos la oportunidad de hacer más segura la ciudad en la que vivimos, ¿la desaprovecharíamos?

Tags:
Leave a comment

Share