Blog Cisco Latinoamérica
Compartir

Universidades y colegios de educación superior, ¿listos para un CDO en 2017?


5 January 2017


Actualmente es reconocido que cualquier organización moderna necesita una estrategia de transformación digital para alcanzar sus objetivos de negocio; y las instituciones de educación superior no son la excepción.

La tecnología digital está cambiando fundamentalmente la naturaleza de la educación superior y su liderazgo estratégico, por lo cual las instituciones han comenzado a establecer posiciones de Jefe Digital o Chief Digital Officer (CDO) para crear una estrategia sólida y liderar la digitalización educativa.

Podría decirse que ya es el papel estratégico del CIO (Chief Information Officer) dirigir una universidad a través del cambio tecnológico, pero, entonces, ¿a quién pertenece la responsabilidad desarrollar una estrategia hacia la transformación digital, al CIO o al CDO?, ¿debería el CIO enfocarse en las tecnologías digitales habilitadoras, dejando la “transformación” al CDO?

La realidad es que la digitalización es tan grande, tan omnipresente, y en el 2017 veremos aún más definida la disrupción, por lo que tal vez un CDO es necesario para ayudar a poner foco. Y al final, no es el CIO o el CDO, ambos deben trabajar al unísono hacia un objetivo común de digitalización.

El CDO debe escuchar al mercado para entender cómo las instituciones deben evolucionar su negocio para satisfacer las cambiantes demandas de los estudiantes. Re imaginar los procesos de negocio, políticas y casi todos los aspectos para ejecutarlos en forma innovadora. Mientras que el CIO, decide la mejor manera de adaptar la arquitectura de TI a la institución y los servicios de TI para apoyar la nueva estrategia de negocio. Esta asociación -entre el CDO y CIO- simplifica lo que podría ser un proceso muy complicado, permitiendo a una institución digitalizarse rápidamente, mantenerse a la vanguardia y aprovechar las oportunidades emergentes con decisiones fundamentadas en una estrategia de transformación digital sólida y segura.

Adoptando este enfoque, los beneficios de la digitalización se miden en un negocio eficiente y rentable, que, adicionalmente, ofrece servicios novedosos y diferenciados, que se traducirán en un aumento en la matrícula estudiantil, incremento en las investigaciones de los profesores y habilitará la colaboración segura entre administrativos, maestros y estudiantes.

Existe un dicho: “transformarse digitalmente o ser digitalmente transformado” y esto se aplica al cada vez más al competido mundo universitario, dejando claro que: ¡Nunca ha sido un mejor momento para digitalizar las instituciones de educación superior, bajo la dirección del CDO!

Lo invitamos a conocer las soluciones para el sector Educación de Cisco, que le permitirán al CDO comenzar la transformación digital este 2017.

Tags:
Deje un comentario

2 comentarios

  1. El rol de una persona que pueda innovar en los modelos educativos dentro de las instituciones de educación superior es crucial para generar valor a los alumnos y mantenerse competitivos en el mercado. Actualmente el aprendizaje puede adquirirse a través de muchos medios que no son el aula de clase, siendo la metodología virtual o en línea la que está teniendo mayor adopción. Me parece que la habilidad de las instituciones para generar modelos de enseñanza híbridos en donde el asistir a una aula de clase genere valor a los alumnos y al mismo tiempo poder extender el aula comunicándolos con alumnos de otras instituciones y generar debates diversos o compartir o colaborar entre ellos puede ser un modelo diferencial para la educación en los siguientes años.

    • Exactamente José David. La digitalización debe basarse en nuevos modelos educativos y debe estar en pro de la innovación, de crear experiencias únicas tanto para los estudiantes, los maestros y los investigadores.

      Muchas gracias.