Blog Cisco Latinoamérica
Share

En la nube y en la infraestructura, lo mejor de ambos mundos

- 22 June 2017

Seamos honestos, cuando a la mayoría de la gente que trabaja en TI les preguntan sobre nube, lo que normalmente se le viene a la cabeza es Amazon (AWS) o Microsoft Azure; algunos podrían llegar a mencionar Google Cloud Platform, IBM SoftLayer o hasta Rackspace.

Todos ellos son proveedores de nube pública con sus ofertas propias y su respectiva parte de mercado. Según un artículo de Forbes, entre más compiten AWS y Azure, se da una mayor innovación y crecimiento en la adopción de nube pública. El artículo tiene varios datos interesantes, pero aquí solamente mencionare los siguientes tres:

  • Se estima que los clientes actuales de nube pública harán inversiones con un crecimiento del 16% año contra año en el 2017.
  • AWS domina el reconocimiento de marca en las empresas pequeñas/medianas (SMB) que tienen despliegues de nube pública, mientras que Microsoft Azure es más reconocido y considerado en las empresas más grandes o segmento “Enterprise”.
  • Microsfot Azure es la nube pública más utilizada y la que los clientes estarían más dispuestos a comprar o renovar.

¿Qué implica esto para usted como un héroe del área de TI en su propia infraestructura? Estoy seguro que al menos uno de los siguientes dos puntos le sonara familiar si trabaja en una organización de tamaño mediano a grande, ya sea de sector público o privado:

  • Conformidad y regulaciones del gobierno. Si usted trabaja en el área de salud o en de comercio minorista, no querrá perder los datos de sus clientes. O, posiblemente tenga otros retos relacionados con la soberanía de los datos que necesiten permanecer dentro del territorio de su país.
  • Mover aplicaciones hacia nubes públicas o privadas asegurando que la experiencia del usuario final sea excepcional. Desde el usuario a través de la red y hacia la nube.

Estas dos son situaciones donde el mundo Híbrido en TI toma lugar y su infraestructura se mezcla con la nube pública.

En general, el 38% de las cargas de trabajo son soportadas dentro de la infraestructura, creciendo en un 43% más en las empresas de mayor tamaño.

Esto es una afirmación muy interesante, especialmente cuando muchas personas piensan en la nube desde un punto de vista de oferta de nube pública solamente. Algunas personas piensan que la nube pública es lo único que necesitan y que la infraestructura y la red importan mucho menos, o tal vez ni siquiera importan. Eso no es totalmente cierto, como pueden ver en la gráfica anterior. Estamos viviendo en un mundo de TI híbrido.

Conforme a un estudio de IDC, la adopción de la nube está creciendo, pero relativamente muy pocas organizaciones (solo el 3% global y 2% para Latinoamérica) tienen estrategias de nube avanzadas y es esto lo que llamamos el “cloud gap” o la brecha hacia la nube.

¿Qué es lo que causa esta brecha? La creciente complejidad en TI. Es por eso que llega el momento de elevar las expectativas de su estrategia de nube hacia un mundo híbrido. Un mundo donde la nube le ayude a lograr sus objetivos de negocio (con respecto a agilidad, desempeño, riesgo y costo) resolviendo los nuevos requerimientos de las operaciones de TI híbrido, administración del riesgo, visibilidad y conectividad segura.

No está solo, de hecho, son (somos) muchos los que estamos en el proceso del viaje a la nube y apenas estamos comenzando. ¿Cómo puede ayudarle Cisco? Esto lo platicaremos en la Parte 2 de este blog. Mientras tanto, cualquier comentario, crítica o sugerencia, son bienvenidos.

 

Colaboración: José Carlos Huescas.

Tags:
Leave a comment

Share