Blog de Cisco España
Compartir

Cuatro espacios por donde comenzar a digitalizar la administración pública


9 March 2021


Creo que en más de una oportunidad hemos mencionado lo que para nosotros significa la administración digital de los servicios públicos. No se trata solamente de la agilidad y la transparencia en el manejo de la información, sino también de un proceso de transformación mucho más profundo en la relación entre la administración y la ciudadanía. La digitalización hará que la comunicación y la relación entre las administraciones y los ciudadanos sea más fluida, cercana y eficaz.

 

Cómo digitalizar la administración pública

Como os comentaba Antonio Conde en este blog, desde Cisco estamos comprometidos junto con el Gobierno y nuestro ecosistema de partners y clientes a contribuir a los objetivos de la aceleración de digitalización del país. Uno de los seis pilares sobre los que basamos nuestras propuestas es la Administración Digital.

Si tuviéramos que recomendar cuatro dimensiones de lo público por donde empezar a transformar digitalmente la administración, en Cisco apostamos por estos:

1) Las operaciones: en un contexto como el actual en el que ya estamos viviendo importantes cambios en la forma de trabajar, la Administración Pública no es una excepción. La flexibilización del trabajo en el sector público -es decir, por ejemplo, la creación de posiciones de trabajo móviles para funcionarios- proporciona no sólo mayor eficiencia operativa sino que a la vez está demostrado que promueve un mejor balance entre la vida laboral y la personal. El trabajo remoto hace más felices a los empleados y no discrimina según el sector en el que éstos trabajen. Por otro lado, es una excelente estrategia para la atracción de talento joven.

Otro espacio institucional que definitivamente se ve beneficiado de la digitalización es el propio Poder Legislativo. Durante este último año, miles de representantes de las Cámaras alrededor del mundo han participado, debatido y votado mediante Webex Legislate. Este es el caso de Argentina. Además, también vemos una oportunidad grande de transformar la manera en que la ciudadanía gestiona trámites con las diferentes administraciones, a través de nuevas plataformas de autogestión que además faciliten la relación entre ciudadano y empleados públicos, ya sea en formato presencial o remoto.

2) La Justicia y la seguridad pública: ningún país democrático puede privarse de mantener la continuidad de los procesos legales. La transformación digital a través de la implementación de una solución de vídeo segura y estable, garantiza el funcionamiento de los órganos de la justicia tal como si lo hicieran de manera presencial e incluso agilizando sus tiempos habituales. ¿Qué procesos pueden verse beneficiados? audiencias, representaciones, visitas y aprendizaje en cárceles, atención sanitaria en embajadas y más. De más está decir que la propia colaboración que los órganos judiciales tienen con otras entidades estatales también se vería beneficiada por la agilidad y la eficiencia que supone la digitalización.

3) Las obras e infraestructuras públicas: la administración puede prolongar la vida útil de los activos públicos sometiéndolos a monitorización constante con sensores de IoT. Esta tecnología permite saber en tiempo real el estado de la infraestructura de un parque, una plaza, una autovía o un hospital ayudando así a resolver problemas incluso antes que se presenten, reducir el tiempo de inactividad y, por lo tanto, a ahorrar en costes. El Metro de Madrid ha apostado por esta tecnología como parte de su objetivo de reducir las emisiones de CO2. Retomaré este caso más adelante y os contaré más.

4) Ciudades inteligentes: el diseño de una ciudad inteligente está basado en la integración de los flujos de trabajo, los datos y los servicios compartidos en una única plataforma con el fin de aumentar la productividad administrativa, la excelencia operativa y la colaboración entre equipos del consistorio. Por ejemplo, un servicio de WiFi fluido, seguro y fiable mejora la experiencia no sólo de residentes sino también de visitantes, ofreciendo una mejor bienvenida al turismo. A su vez, los controles de iluminación automatizados y dinámicos reducen costes y colaboran en la sostenibilidad del medio ambiente haciendo más eficiente la administración y reduciendo el consumo de energía.

En fin, si el sector privado lo es, ¿por qué no iba a ser también la Administración Pública pionera en digitalización? El Estado puede ser un modelo a seguir.

 

Cómo el Metro de Madrid se digitalizó para ofrecer un mejor servicio y desincentivar el uso de otros vehículos más contaminantes

Como os comentaba anteriormente, el Metro de Madrid es claramente un caso de éxito en la digitalización de la Administración Pública. Además de políticas como Madrid Central, la promoción del uso de trenes eléctricos públicos es una medida de impulsión de estrategias verdes para paliar el cambio climático y contribuir a la sostenibilidad y calidad de vida de los habitantes urbanos. 

El metro contamina 4,3 veces menos que el coche y, si lo comparamos con una ciudad sin túneles subterráneos, la red de metro de Madrid actual hace que haya 77 millones de vehículos menos en las carreteras.

¿Cómo contribuye la tecnología en este proceso? Pues en que, además de ser más rápido, la modernización del metro lo hace un medio de transporte más atractivo, por lo tanto es una buena forma de desincentivar el uso de coches particulares. Con nuevos equipos de comunicaciones de Cisco instalados, Madrid ha renovado por completo la infraestructura de red de la línea 8, con sus ocho estaciones que van desde Nuevos Ministerios hasta el Aeropuerto de Barajas obteniendo así un nivel mucho mayor de visibilidad de todos los activos de la línea, realizando un seguimiento preciso de los trenes, los intercambiadores, las señales, las vías y, por supuesto, las personas. Si eres usuario habitual de esta línea, presta atención la próxima vez que viajes y descubre los sensores IoT y las cámaras de videovigilancia IP hacen que el metro disponga de información crítica en tiempo real para capacitar a los 7.000 empleados de nuevas herramientas para ofrecer mejores servicios a los ciudadanos.

De esta forma, Madrid ha aumentado el número de personas que eligen el transporte público en un 5,5%. Los resultados están a la vista.

¿Qué otros espacios o instituciones públicas consideráis que deben ser una prioridad para la transformación digital? Dejadme vuestro comentario abajo, me gustaría mucho conocer vuestras ideas.

 


Leer más

Cómo acelerar la digitalización del país: una oportunidad única con Next Gen EU

La tecnología necesaria para digitalizar los servicios públicos

El nuevo Estado digital

Tags:
Deje un comentario