Blog de Cisco España
Share

Vórtice Digital: cómo las Administraciones pueden aprovechar la revolución digital

- 23 April 2018 12:56 pm

La digitalización ya es una constante en el sector privado. Gracias a las nuevas tecnologías y modelos de negocio digitales, las empresas pueden incrementar su valor y mejorar su posición en el mercado.

A medida que se digitalizan los modelos comerciales y las cadenas de valor, se forma un “vórtice digital” que atrae inevitablemente hacia su centro, aumentando exponencialmente la velocidad del movimiento de manera que las industrias más cercanas al centro se ven más afectadas por la irrupción de la transformación digital.

Sin embargo, hemos observado que cualquier industria puede ser arrastrada rápidamente al centro por las nuevas tecnologías digitales y las innovaciones del modelo de negocio. Algunos ejemplos representativos son los de WhatsApp y Facebook irrumpiendo en el mundo de las telecomunicaciones; Amazon y el cambio que produjo en el comercio minorista; o cómo Uber y Lyft alteraron los modelos de transporte.

En el ámbito de la sanidad, una empresa innovadora –Cohealo– está transformando la compra tradicional de equipos médicos. Su plataforma para el acceso bajo demanda, con la que los hospitales rastrean y se prestan material sanitario entre sí, permite que los sistemas de salud optimicen el gasto, aceleren el flujo monetario y mejoren el acceso a la atención sanitaria. La misión de la compañía es duplicar el uso promedio de equipos médicos, desde su tasa actual del 42 por ciento hasta cerca del 75 u 80 por ciento.

De igual modo que el sector privado debe transformarse para prosperar en el “vórtice digital”, también lo tienen que hacer las organizaciones del sector público. Las entidades y agencias gubernamentales que hasta hace poco creían tener el monopolio de sus servicios ya no están protegidas del “vórtice digital”. Los “disruptores” digitales no se limitan a una industria o cadena de suministro, incluyendo el sector público.

La transformación digital, claramente, no supone que Apple, Google o Facebook podrán remplazar a las Administraciones. Pero estas empresas entregan el valor de una manera completamente diferente, impactando en todos los sectores y cambiando las expectativas del consumidor/ciudadano. La era digital también requiere un nuevo enfoque para servir a los contribuyentes.

Los gobiernos y otras Administraciones deben reflexionar sobre cómo encajan en este panorama emergente de disrupción y búsqueda de valor, y estar dispuestos a desarrollar sus servicios en consecuencia. Quizás, el riesgo de la inacción ya sea mayor que el de actuar.

La forma más directa para mejorar y aumentar los servicios gubernamentales es usar prácticas digitales. Los gobiernos y las organizaciones sin fines de lucro sufren una continua falta de recursos. Por ello, deben ser creativos con el personal, presupuestos, conexiones, servicios y planificación. La digitalización proporciona importantes beneficios de costes y experiencia de usuario, debido a la forma en que puede ofrecer personalización, facilidad de uso y pago por consumo, entre otras ventajas.

Todo esto implica un conjunto básico de meta-capacidades al que llamamos agilidad de negocio digital: híper-conciencia, toma de decisiones informada y ejecución rápida.

En la actualidad, muchos gobiernos ya están evolucionando en este sentido, tanto en el mundo desarrollado como en los países menos avanzados. Porque, si bien la irrupción digital a menudo se vislumbra como algo negativo, lo cierto es que puede generar importantes beneficios y contribuir a reforzar economías y sociedades saludables.

Híper-conciencia
Cada día, el Puerto de Rotterdam recibe más de 8.000 contenedores. Un pequeño número de ellos se revisan mediante rayos X en busca de contenido ilícito (armas, drogas, etc.) – un proceso que ocupa a los operadores unos 10 minutos por examen. University College de Londres creó un software que utiliza técnicas de aprendizaje automático para escanear imágenes de rayos X. Con él se requieren 3,5 segundos para realizar cada exploración. Los funcionarios ahora tienen una imagen mucho más completa de los bienes que pasan por el puerto.

Toma de decisiones informada
Georgia State University (GSU) tenía un problema grave: los estudiantes no se graduaban según las previsiones, y la escuela no sabía por qué. Recurrieron a la analítica de datos para encontrar una solución, rastreando más de 800 puntos de datos por estudiante. Una vez identificados los factores de riesgo, emplearon correos electrónicos automáticos para brindar a los estudiantes apoyo relevante en el momento exacto en que lo necesitaban. Por ejemplo, recordatorios por e-mail para registrarse para el próximo semestre. Como resultado, GSU ha logrado incrementar la tasa de graduación un 6 por ciento.

Ejecución rápida
Lahore, Pakistán, sufría cada vez peores brotes de dengue a lo largo de los años, que culminaron en una epidemia en 2011. Debido a que el dengue es una enfermedad intermitente transmitida por mosquitos en la temporada de lluvias, cualquier intento de detener su propagación necesita tanto escalabilidad como velocidad para que sea efectivo mientras el virus permanece activo. En 2012, el gobierno de Punjab probó un enfoque completamente diferente a las campañas típicas de salud e información: les entregó a los profesionales sanitarios dispositivos móviles para geo-etiquetar todos sus esfuerzos de campo. Al mapear las geo-etiquetas en tiempo real y trazar referencias cruzadas con otros conjuntos de datos, el gobierno finalmente descubrió las causas fundamentales que impulsaron la diseminación de la enfermedad. A continuación, dirigió medidas preventivas de acuerdo con los informes en tiempo real de los trabajadores sanitarios en el campo. La iniciativa funcionó: los casos de dengue disminuyeron precipitadamente: de 21.000 en 2011 a tan solo 258 el año siguiente.

En los próximos artículos examinaré la transformación digital del gobierno mismo, así como su papel determinante a la hora de crear las condiciones adecuadas para una disrupción positiva.

Deje un comentario