Blog de Cisco España
Share

Programabilidad: Cuarto punto clave al elegir un Switch

- 21 July 2017 7:04 pm

(Este artículo forma parte de una serie de 5 artículos en los que exploramos los principales criterios a tener en cuenta a la hora de elegir un switch).

A la hora de seleccionar un switch hemos de tener en cuenta la flexibilidad que nos puede ofrecer así como su adaptación a las nuevas tecnologías que vayan surgiendo, protegiendo así nuestra inversión. Para ello, es importante identificar si el switch cuenta con hardware programable y con software flexible que permita automatizar tareas.

Cuando se habla de programabilidad normalmente se relaciona directamente con el software, pero no debemos olvidar que también se puede programar el hardware.

Los dos enfoques son similares, pero tienen objetivos y beneficios distintos:

  • Programabilidad a nivel del software: Fundamentalmente estamos añadiendo agilidad. Una de las principales ventajas es que nos permite automatizar tareas reduciendo el trabajo manual.
  • Programabilidad a nivel de hardware: conseguimos proteger nuestra inversión, no tendremos que comprar un switch nuevo si sale una nueva tecnología, seremos capaces de actualizar el hardware sin cambiarlo físicamente.

En este artículo trataré los dos conceptos y destacaré por qué hay que tenerlos en cuenta a la hora de elegir un switch.

 

¿Estoy protegiendo mi inversión?

Es una pregunta que tendemos a olvidar, ya que nos centramos en las necesidades del momento. Pero, ¿no sería ideal un Switch que pudiera aprender y evolucionar por medio de actualizaciones, y sin coste adicional?

Los Switches tradicionales cuentan con un procesador ASIC (Circuito Integrados para Aplicaciones Específicas) que aporta mucho mejor rendimiento que una CPU de propósito general. Por el contrario, tienen un gran defecto… no son flexibles. Una vez se diseñan y fabrican, estos procesadores no pueden aprender ni evolucionar.

En 2013, Cisco encontró la solución al problema, tras bastantes años de I+D, sacó al mercado un procesador que tenía el rendimiento de los ASIC, pero que era flexible. El resultado fue el procesador UADP 1.0 (Unified Access DataPlane).

Lo realmente interesante de este procesador es que una vez fabricado no sabe ningún protocolo, no sabe que es IPv4, IPv6… todo se le programa. Un ejemplo muy claro es lo que ha pasado con el protocolo VxLAN, el protocolo ni siquiera existía cuando se estaba fabricando el ASIC programable, y por medio de una actualización se ha podido introducir el protocolo en el hardware. Actualmente el UADP soporta más de 1.400 protocolos distintos.

Ahora con el lanzamiento de la nueva familia de switches Catalyst 9000 se ha lanzado la versión UADP 2.0 con mejores prestaciones. Por si tenéis curiosidad en conocer cómo ha ido evolucionando el ASIC os dejo a continuación un resumen, siempre me gusta destacar que, en la última versión, ¡hay tantos transistores como personas hay en el mundo!

Estamos en un mundo en el que cada vez se introducen más rápido nuevas tecnologías, y volviendo a la pregunta del principio, ¿este switch protege mi inversión?, os recomiendo que tengáis muy presente si va a tener flexibilidad para adaptaros a las nuevas demandas sin penalizar el rendimiento. En el siguiente video encontraréis un resumen de las ventajas del procesador UADP:

 

 

¿Cuánto me va a costar el mantenimiento de mi red?

Otro punto fundamental que no debemos olvidar es si el switch me va a permitir gestionar la red de una forma sencilla y segura. Hasta ahora no se le daba tanta importancia, lo que se demuestra en las cifras que dan los analistas: el 95% de los cambios en la red se hacen manualmente (cuando hablo con clientes, algunos me dicen que esta cifra se queda corta), y que el 75% del presupuesto de OPEX se destina a cambios en la red.

La forma tradicional de gestionar los dispositivos de red es por medio de línea de comando (CLI), tanto para configurar como para revisar la configuración. En el caso de la gestión de la red, el protocolo SNMP (Simple Network Management Protocol) es el que se usa habitualmente para intercambiar información de gestión de los distintos elementos. A pesar del uso extendido del CLI y SNMP, ambos tienen claras limitaciones:

  • CLI es propietario y requiere trabajo manual para entender e interpretar los comandos y respuestas.
  • SNMP no distingue entre datos de configuración y de operación.

La solución radica en adoptar una aproximación basada en la programabilidad que use APIs abiertas para la configuración de los elementos de red. De esta forma conseguimos reducir la configuración manual. Es importante que el Switch cuente con un sistema operativo que tenga un modelo de datos estándar, que permita tanto definir la configuración como consultar el estado.

En el caso de Cisco, el sistema operativo IOS XE soporta el lenguaje de modelo de datos YANG (Yet Another Next Generation), que puede ser usado con NETCONF (Network Configuration Protocol) para automatizar y programar la gestión de la red. NETCONF (RFC 6241) es un protocolo basado en XML que facilita el despliegue, modificación y borrado de la configuración de los equipos. En otras palabras, los equipos de Cisco con IOS XE tienen APIs abiertos y claramente documentos hacia arriba, lo que permite que sean gestionados por aplicaciones de terceros.

Con lo que hemos visto hasta ahora, nos garantizamos que existe la posibilidad de simplificar la gestión de la red, pero no hemos visto hasta ahora ninguna solución que pueda sacar beneficio de esta flexibilidad. Hace pocas semanas Cisco lanzó al mercado la primera solución de Software Defined Access (SD-Access), que a alto nivel, lo que permite es manejar toda la red como si fuera un solo fabric. De forma muy sencilla nos permitirá:

  • Segmentar de forma segura el tráfico. Por ejemplo, podremos asegurar que el tráfico de los dispositivos de IoT no se mezcla con nuestro tráfico crítico.
  • Implementar políticas en función del usuario y la aplicación, y no de la IP
  • Simplificar y automatizar el diseño, la provisión y la gestión de toda la red, ya sea LAN, WAN o WLAN.

La consola de gestión centralizada que nos va a permitir configurar todo esto es el Cisco DNA Center. En el siguiente video podéis ver de forma resumida cómo funciona DNA Center:

En definitiva, no olvidéis pensar en el futuro al adquirir un switch: cómo os va a permitir ahorrar dinero en mantenimiento, cómo os va a simplificar la gestión y cuánto tiempo vais a estar sin necesidad de realizar una renovación.

 

También le puede interesar

Tags:
Leave a comment

Share