Tendencias en movilidad: Wi-Fi 6 y Wi-Fi 6E

Durante los últimos 5 años, debido al incremento en el número de usuarios y de la mano con el IoT, la cantidad de dispositivos que se conectan a una red Wi-Fi aumentó considerablemente. Esto, sumado a un incremento en la capacidad de cómputo y una demanda de tráfico cada vez mayor de parte de estos dispositivos, hizo que el entorno de redes inalámbricas se vuelva mucho más complejo de controlar y por ende, la utilización del espectro por parte de estos dispositivos requiera mayor eficiencia.

Por lo anterior, el grupo de trabajo 802.11 del IEEE desarrolló Wi-Fi 6 (también conocido como 802.11ax), un agregado al estándar Wi-Fi 802.11-2016. De esta manera, se introdujeron numerosas mejoras que, en su conjunto, permiten una experiencia de uso de las redes Wi-Fi muy superior a la que estábamos acostumbrados, incluso en condiciones de alta densidad (estadios, conferencias, aulas universitarias, etc.).

Tecnologías como UL/DL OFDMA, UL/DL MU-MIMO, BSS Color, TWT (todas ellas introducidas con Wi-Fi 6) hacen posible que podamos tener una sesión Webex de videoconferencia en alta definición con herramientas colaborativas al mismo tiempo que el resto de la familia mira una película en 4k y juegan de forma on-line, sin cortes ni interrupciones en el tráfico de red de ningún tipo.

Acompañado de estos avances en la tecnología Wi-Fi, en Cisco hemos desarrollado un portafolio de puntos de acceso inalámbricos, certificados oficialmente por la Wi-Fi Alliance y que cuentan con todas las tecnologías introducidas en el estándar Wi-Fi 6.

El portafolio permite pensar en una red Wi-Fi 6 para entornos de todo tipo y tamaño; desde teletrabajo, pasando por oficinas, colegios, centros comerciales y hasta estadios. Ya sea mediante la solución de Cisco Catalyst o Cisco Meraki, cubrimos las necesidades de cualquier tipo de cliente.

¿Qué viene a futuro?

Si bien estas mejoras representan un alivio en cuanto al consumo del espectro electromagnético en redes Wi-Fi, sabemos que el crecimiento en la demanda de tráfico continuará, incluso acelerándose en los próximos años.

  1. Wi-Fi 6E (6 GHZ Wi-Fi)

Por lo anterior, la FCC en Estados Unidos ya aprobó la utilización de la banda de 6 Ghz para el espectro Wi-Fi y varias otras regiones están camino a ello, con Brasil y Chile en nuestra región ya listos para la utilización de la banda de 6 Ghz sin licencia. De esta manera, se multiplica casi por 5 la cantidad de espectro disponible para las redes inalámbricas (aproximadamente 1200 Mhz adicionales de ancho de banda).

El hecho de contar con espectro nuevo tiene dos beneficios inmediatos:

  • s canales: Al contar con nuevos canales (59 de 20 Mhz), tendremos una menor cantidad de problemas relacionados a interferencia. Esto redunda en un mantenimiento y operación de la red más simple.

  • 160 Mhz: Relacionado al incremento en el número de canales, ahora tenemos la posibilidad de finalmente poder agruparlos para contar con ancho de banda de 160  Mhz. Esto permite que aplicaciones con una alta demanda de ancho de banda, como por ejemplo Realidad Aumentada y/o Realidad Virtual, se comporten de forma fluida, ofreciendo a los usuarios una experiencia de uso sin precedentes.

Además, todas las mejoras introducidas en Wi-Fi 6 tendrán un impacto positivo en la eficiencia del uso de la banda de 6 Ghz, tal como ocurre actualmente. Por último, nos olvidamos de los problemas de DFS, permitiéndonos ahora sí poder diseñar redes de alta densidad con un ancho de banda para aplicaciones y usuarios exigentes.

Aunque pueda parecer que falta mucho para la adopción de Wi-Fi 6E, basta con mencionar dos cosas para darnos cuenta de que llegará mucho antes de lo previsto:

  • El pasado enero, la Wi-Fi Alliance hizo público el anuncio sobre su programa de certificación para Wi-Fi 6E.
  • En el CES2021, más de la mitad de los puntos de acceso inalámbricos presentados para el mercado de consumo masivo fueron Wi-Fi 6E. En sintonía con esto, Samsung lanzó al mercado el primer teléfono con soporte para Wi-Fi 6E, el Galaxy S21.

Esto sin dudas marcará el puntapié inicial para un crecimiento exponencial en el lanzamiento y adopción de Wi-Fi 6E en dispositivos. De acuerdo a Phil Solis, de IDC, el 2021 será el año de Wi-Fi 6E:

Wi-Fi 6E verá una rápida adopción en 2021 con más de 338 millones de dispositivos ingresando al mercado, y casi el 20 por ciento de todos los envíos de dispositivos Wi-Fi 6 compatibles con 6 GHz para 2022Este año, esperamos ver nuevos conjuntos de chips Wi-Fi 6E de varias empresas y una variedad de nuevos teléfonos inteligentes, PC y computadoras portátiles Wi-Fi 6E en el primer trimestre de 2021, seguidos de anuncios de productos de realidad virtual y televisores a mediados de año.”

En Cisco siempre hemos sido pioneros en el desarrollo como así también en la adopción de nuevas tecnologías, y el caso de Wi-Fi 6E no será la excepción. Sin ir más lejos, con las velocidades superiores a 1 Gbps introducidas en Wi-Fi 6E, se vuelve crítico el soporte de IEEE 802.3bz en los switches de acceso. Recordemos que 802.3bz nació de la NBASE-T Alliance en 2014, impulsada por Cisco, bajo el nombre de mGig Ethernet.

  1. Infraestructura cableada

Y si hablamos de adopción de nuevas tecnologías, no podemos dejar de mencionar que, a raíz de las velocidades introducidas en Wi-Fi 6/6E, se vuelve crítico el soporte de IEEE 802.3bz en los switches de acceso. Recordemos que 802.3bz nació de la NBASE-T Alliance en 2014, impulsada por Cisco, bajo el nombre de mGig Ethernet.

¿Por qué se vuelve crítica la adopción de mGig Ethernet? La razón es la siguiente:

Al momento de planificar una actualización de la red Wi-Fi para soportar Wi-Fi 6E, debemos tener en cuenta que estamos incrementando la velocidad agregada de cada celda Wi-Fi a valores mayores a 1 Gbps, medida en término reales.

A su vez, la infraestructura de switches de acceso que actualmente se utiliza para la conexión de los puntos de acceso inalámbrico típicamente se compone de equipos, en su mayoría, de 24 o 48 puertos de 1 Gbps.

De esto, podemos darnos cuenta donde está el problema: Sin pensar en un recambio de los switches, estaríamos usando puertos de 1 Gbps para dar conectividad a puntos de acceso inalámbricos que exceden esta velocidad. En otras palabras, migrar a una red inalámbrica Wi-Fi 6E y no acompañar dicha migración con un recambio de los switches de acceso para soportar velocidades mayores a 1 Gbps significa que no estamos aprovechando al 100% el potencial de los equipos inalámbricos Wi-Fi 6E.

Por lo anterior, en Cisco ofrecemos un portafolio de switches pensados para acompañar esta transición a Wi-Fi 6E de la manera más eficiente, tanto desde la línea Cisco Catalyst como así también Cisco Meraki.

En resumen

Sin dudas de que el mundo Wi-Fi se encuentra en un período de transición y vemos mucha innovación ocurriendo alrededor de esta tecnología.

Si a esto le sumamos lo que viene ocurriendo en redes móviles con la tecnología 5G y el impulso de OpenRoaming (soportado por nuestro portfolio Wi-Fi de la mano de Cisco DNA Spaces), vemos que a futuro la experiencia de conectarnos a una red inalámbrica sea Wi-Fi o celular, será algo seguro, transparente y con una experiencia de uso muy robusta para el usuario final.

Para conocer más de lo que ocurre en el mundo WiFi, estén atentos a los próximos artículos de este blog y visite nuestro sitio.

Share
Lucio D'Andrea

Como Ingeniero Consultor de Cisco Meraki para la región comprendida por Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, Lucio es el responsable de acompañar a los clientes y partners en el proceso de transformación digital y adopción de tecnologías Cloud.

Se incorporó a Cisco en el año 2008, en donde se desempeñó en diferentes posiciones en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica.