Categories: Sector Público

Serie global de blogs “El papel de la nube en los gobiernos locales”: Proyecto Fuga de Talentos y el Terrorista del Arroz

En Taiwán descubrieron un recurso natural muy necesario en todas partes, que al menos dos comunidades inteligentes han desarrollado como suministro interminable.  Al principio fue difícil extraer y recolectar este recurso, pero ahora es fácil y ayuda a aumentar la riqueza de la economía nacional.  También aumenta el capital social manteniendo un bajo porcentaje de desempleo, orgullo y un resurgimiento del sentido de comunidad y cultura. Se descubrió cerca del país. De hecho, prácticamente dentro del país. En dos comunidades, ambas con poblaciones urbanas y rurales, ha ayudado a solucionar la “brecha digital” y, como me indicó un CEO, transformó la división en dividendos. El recurso se denomina inteligencia humana.  Alguna vez lo llamamos “capacidad mental”. Las compañías como Cisco nos referimos al él como la “red humana”. Yo lo considero una “fuga de talentos”. Todos estamos en lo correcto.

Comunidades inteligentes en el Sudeste Asiático

En una pequeña nación llamada Taiwán, que no posee petróleo, minerales raros ni materia prima que se pueda extraer o exportar alrededor del mundo, se ha creado un motor económico a través del talento cultural básico, sumado al aprovechamiento de Internet. En la comunidad inteligente de Taichung, una ciudad de aproximadamente 2.7 millones de habitantes, se encuentra el tercer exportador de maquinaria de precisión y de última tecnología más grande del mundo.

En Taichung también se encuentra Giant Bicycle, el mayor fabricante de esas bicicletas de alta gama que utilizan los profesionales del deporte y los aficionados al ciclismo en todo el mundo. Giant tiene oficinas de diseño en Holanda y casi el 50% de sus ventas viene de distribuidores en Estados Unidos y Europa. La compañía contrata a 200 personas para trabajar únicamente en I&D (investigación y desarrollo).

En vez de la extracción de recursos de materias primas como carbón o madera, que son artículos tradicionales para muchas economías orientadas a la exportación, incluso cerca de China, las exportaciones de Taichung y el condado de Taoyuan se basan en la producción o refinado de productos industriales y recreativos. Esto surge de la I&D al aplicar el valor agregado para obtener mayores márgenes de venta y un nivel cada vez más importante de procesos logísticos o tecnológicos difíciles de igualar. Cada uno está diseñado por la inteligencia humana, la colaboración y distribución de datos masivos, además del manejo de datos. Cada uno depende de la nube y de una red educativa que aprovecha la capacidad que tiene la virtualización de eliminar las barreras de la distancia.

A pesar de que Taichung actualmente es más reconocida debido a que el ganador del Premio de la Academia Ang Lee filmó allí su película, Life of Pi, ¡Taoyuan es probablemente la ciudad más importante en la economía digital que jamás haya escuchado!

Con una población de un poco más de 2 millones de habitantes, el condado de Taoyuan, ubicado al norte de Taiwán, es el epicentro de la exportación y la logística de productos tecnológicos. Aproximadamente 1300 compañías hacen negocios ahí, lo que representa el 70% del total nacional. Cualquier persona con un dispositivo estará interesada en saber que el 80% de las computadoras portátiles del mundo fabricadas en Taiwán proviene del condado de Taoyuan. Además, gran parte del proceso del valor agregado de estos y otros dispositivos electrónicos pasa por los eficientes y coordinados corredores ferroviarios (marítimos o aéreos) del condado de Taoyuan, así como por su zona de libre comercio Far Glory.

Los fabricantes como Quanta, Inventec y Compal están ubicados en el condado de Taoyuan, que el próximo año se convertirá en la Ciudad de Taoyuan. Cuando esto ocurra, 13 ciudades, que representan el 3.5% de la masa terrestre total del país y de la población más joven, utilizarán la nube para mejorar la conectividad con el gobierno local. Es más, su masivo proyecto de la aerotrópolis demandará un uso más sofisticado de banda ancha y la nube. Este proyecto combina las rutas aérea, ferroviaria y terrestre en una red de logística moderna de alta velocidad que permite que Taoyuan agregue valor a sus productos de exportación. La aerotrópolis está diseñada para crear una infraestructura coordinada con la capacidad de la economía local. Habrá un estadio deportivo, una villa cultural y “fábricas de innovación” lo que sirve como museos vivientes, lugares a los cuales los ciudadanos pueden asistir para ver el resultado económico de la nación como una forma de entretenimiento. El nuevo metro subterráneo tendrá WiMAX y más información disponible para los viajeros que la que tendrá la mayoría de personas que caminan por las calles de San Francisco en sus iPhones. Será el centro de entrega y procesamiento de exportación, la comunidad cultural y la zona de libre comercio más sofisticada y más conectada a la red de Asia.

La nube como soporte de la actividad económica

La nube es el conducto principal para gran parte de la actividad económica descrita. Es para la inteligencia humana de Taichung y Taoyuan lo que los barrenos son para los campos de petróleo, los arados para los campos de trigo o arroz y los rieles de acero para los trenes.

Donde la nube cuenta realmente es en el área de educación y capacitación vocacional.  Según me indicaron, las escuelas son en realidad las nuevas “fábricas” para los trabajadores del conocimiento quienes hacen que dos de las siete comunidades inteligentes sean económica y socialmente sostenibles.

El director de asuntos culturales de la ciudad me hizo una demostración en tiempo real de un sistema de biblioteca en la nube en una escuela en las montañas de Taichung. El sistema habilita 39 bibliotecas en 29 distritos para obtener acceso a los libros. Cualquier libro. En Taichung, las bibliotecas individuales poseen tipos específicos de colecciones. Es posible que una solo incluya colecciones sobre negocios mientras que otras solo tengan colecciones deportivas. A pesar de que la conectividad es cada vez más accesible a través de la operadora nacional Chunghwa, incluso entre las 61 tribus nativas de Taiwán y en las computadoras portátiles ASUS que hay en cada escuela, el conocimiento aún sin digitalizar está diseminado y no disponible. En una nación en la que el lema escolar es “Déjalo todo y ponte a leer” (el promedio de alumnos de la escuela primaria lee un promedio de 200 libros al año y colabora para producir otros), esto solía ser un problema. El recurso natural disminuye y los estudiantes no logran encontrar el camino para destacarse en ciencias, matemática y logística. Los estudiantes y los profesores en la región montañosa de la ciudad necesitan obtener acceso a 8 millones de libros sin digitalizar.

Para abordar esto, se colocó un simple sistema de reservas por Internet, al igual que Amazon.com. Éste funciona perfectamente. Su sistema de logística automatizado permite procesar las órdenes fácilmente. El sistema entrega las órdenes de manera regular a través de camiones especiales. Es conveniente y gratuito. En las vísperas del Año Nuevo, se habrán entregado 3.2 millones de libros a los ciudadanos a quienes la mayoría de naciones aún consideran del “lado equivocado” de la brecha digital. (Es interesante observar que a pesar que las escuelas tienen buen acceso a Internet, grandes maestros y una cultura de uso digital, los libros impresos continúan siendo objeto de gran demanda).

El terrorista del arroz

La capacidad de conectar a los distritos rurales y urbanos también es importante. Hace unos cuantos años, Taipei, la comunidad inteligente del año 2006, fue provocada por un activista agrícola conocido como el “Terrorista del Arroz”. En el 2003, Yang Ju-Men, para protestar contra lo que él consideraba era negligencia del gobierno ante los agricultores, colocó explosivos rellenos de arroz en todo el país. En la actualidad adoptó un método mucho más pacífico y constructivo, gracias a las organizaciones como Chunghwa Foundation, la cual está creando centros de oportunidades digitales para conectar a los agricultores rurales con los nuevos mercados. La agricultura se ha revitalizado. Tanto Taichung como el condado de Taoyuan exportan sus propios productos con marca registrada de la ciudad, como melocotones y orquídeas, en todo el mundo. El trabajo realizado en la investigación de tejido genético para las orquídeas ha ayudado a crear nuevos tipos. Nada de esto sería posible sin la colaboración que permiten las videoconferencias, intercambio de archivos y el enorme poder de la nube.

Manténgase al tanto de las próximas publicaciones de la serie de blogs de la nube para gobiernos locales o haga clic aquí para registrarse y reservar su copia de toda la compilación de la serie de blogs, incluida esta nota, así como una diversidad de recursos de la nube.

Share