Pregúntele al futurista de #Internetdetodo: “En el futuro, ¿las prendas de vestir se enviarán a los probadores en su talle?”

En mi rol de Futurista en jefe de Cisco, recibo muchas preguntas sobre qué deparará el futuro y de qué manera las nuevas tecnologías y soluciones para empresas medianas cambiarán nuestras vidas. Dados los comentarios positivos y la cantidad de preguntas que la comunidad envía en relación con la primera serie de blogs, he decidido hacer una segunda serie para responder las preguntas de la comunidad de educación y tecnología en torno a Internet de todo (IdT). Visite las publicaciones y los videos anteriores de Pregúntele al futurista de #Internetdetodo para conocer los avances en tecnología de baterías y el futuro de los smartphones.

Cuando era niño me fascinaba un conocido dibujo animado llamado “Los Supersónicos“. La familia Sónico vivía en una comunidad futurista ―en el espacio― llamada Ciudad Órbita, y poseían singulares objetos tales como un automóvil volador, un robot doméstico y una máquina que ayudaba a los miembros de la familia a vestirse.

Increíblemente, la tecnología que se mostraba en la vida cotidiana de los Supersónicos ―necesaria para vivir en el espacio― hoy ya no nos parece inalcanzable. De hecho, anteriormente escribí un artículo sobre cuán cercana está la posibilidad de que se convierta en realidad la creación de automóviles voladores. De la misma manera, estamos viendo cómo día a día crece la Internet de todo (IdT), conectando a más personas, datos, objetos y procesos, lo que genera una afluencia mayor de cosas conectadas, todas ideadas para facilitar nuestras vidas, como un robot doméstico.

Otro cambio, es el gran desarrollo de las opciones minoristas “supersónicas”. Las compras en línea a través de dispositivos móviles, los espejos digitales para probarse ropa y una infinidad de dispositivos conectados listos para usar (wearables) están cambiando la manera en que compramos y lo que elegimos comprar. En un episodio de los Supersónicos, Jane y Judy Sónico utilizan un “proyector para seleccionar vestidos” buscando un atuendo para usar. En el presente, hemos comenzado a ver que mediante la tecnología es posible llevar la pasarela al vestidor o a nuestros probadores, tal como fue imaginado por los creadores de los Supersónicos. Pero, ¿funcionará realmente este tipo de modelo comercial?

En esta publicación de Pregúntele al futurista de #Internetdetodo, responderé a una pregunta de Lauren Malhoit (@malhoit), líder en Cisco, que apunta a este tipo de evolución de negocios minoristas y moda. Lauren pregunta:

Pregunta: “Un reciente artículo de Fast Company menciona un modelo comercial minorista en el cual las prendas básicamente se envían a los probadores en nuestro talle. ¿Cree que un modelo así podría funcionar?”.

 

 

Respuesta:

Excelente pregunta, Lauren. Hubo un gran desarrollo en esta área en los últimos tiempos. Existen varios innovadores que están aprovechando los beneficios de la Internet de todo (IoT) para diseñar un modelo de comercio minorista tradicional que esté más conectado que nunca. Por ejemplo, hace unos años Macy’s presentó un espejo virtual para probarse ropa que convirtió el proceso de compra en una experiencia social. Además, Hointer está logrando la convergencia  de la tecnología móvil con el proceso de atención al cliente, fusionando las tradicionales tiendas físicas minoristas con las compras en línea. Tal es el impacto, que un negocio minorista asociado a Hointer, logró que sus clientes puedan seleccionar las prendas que deseen a través de una aplicación móvil y luego estas prendas se envían a los probadores sin pérdida de tiempo.

Suena muy atractiva la idea de no tener que buscar en los estantes las prendas con el talle adecuado. En términos logísticos, es un gran desafío pensar en un único modelo minorista global que pueda llevar a cabo este tipo de acciones, teniendo en cuenta todos los estilos y todos los talles (las variables pueden ser significativas). Un enfoque posible sería restringir este subconjunto de inventario, como el modelo de Hointer, que se asocia con fabricantes y minoristas específicos.

Otra opción factible, es un probador virtual que utilice una señalización digital interactiva. De esa manera, los clientes podrían usar la más reciente tecnología de escaneo en 3D y la simulación de telas para identificar las prendas que puedan quedarles bien, para probárselas y posiblemente comprarlas. Por ejemplo, CLO Virtual Fashion Inc. ha desarrollado un espejo llamado C-Mirror que proyecta digitalmente una prenda sobre el cuerpo de una persona y lo crea  virtualmente.

El resultado a largo plazo de un enfoque de este tipo, permitiría no solo reducir el inventario sino que los clientes experimentarían el proceso de compra, en cualquier lugar, donde tengan conexión a Internet, desde la comodidad de su hogar o desde su propio automóvil volador.

Si se perdió mi serie de publicaciones anteriores de Pregúntele al futurista de #IdT, puede verla aquí:

¿Tiene unapregunta para @DaveTheFuturist? Únase a la conversación con #IdT y #AskTheFuturist.

Dave Evans

Dave Evans es el futurista estrella de Cisco—un evangelista que comparte su visión de la evolución de la tecnología, anticipando las próximas décadas. En su rol, Evans trata sobre el futuro impacto de la tecnología en clientes, negocios e industrias de Cisco, con el objetivo de evocar inspiración cuando se trata de la aplicación práctica de avances tecnológicos.

Un experto en tecnologías emergentes, Evans posee patentes para RFID, Connected Car, personas virtuales y telefonía móvil. Su perspicacia visionaria a generado atención global alrededor de temas como La Internet de Todo (IdT) y "The Net Effect", donde explica el impacto transformador de (IdT) y el rol de la red. Actualmente designado por LinkedIn como uno de los 150 Líderes de Pensamiento Más Influyentes del mundo, la visión de Evans ha aparecido en la revista Forbes, en San Jose Mercury News, el New York Times; y en Nikkei.com, CNN News, MSNBC, entre otros, así como también a través de una presencia activa en redes sociales.