Categories: Colaboración

¿Por qué no al uso del video corporativo?

Algunos términos como Bring your own device (BYOD), servicios en la nube, movilidad y video son términos que no solo promueven la generación de conferencias, artículos y debates sino que los encontramos mencionados frecuentemente en revistas, páginas de tecnología y blogs, entre otros, más vinculados a una moda y no a su significado real como un habilitador para el negocio.

Al pensar en video, seguramente usted se ha hecho preguntas tales como ¿realmente lo necesita mi empresa? ¿no es demasiado caro? Y de alguna manera también está persuadido de que “la gente aquí no lo necesita” o “no necesitamos que los usuarios se estén viendo a través de video”, demostrando que tiene muchas inquietudes acerca de su implementación.

Para despejar algunas de estas dudas, lo guiaré con una pregunta: ¿Ya encontró el caso de uso? Si se hace bien esta tarea la utilización del video generará muchos beneficios.

Ahora bien, cambiemos el contenido de la pregunta: el ¿Cuánto cuesta? por ¿Cómo lo voy a utilizar? Cotidianamente resolvemos estas disyuntivas cuando vamos a comprar un teléfono inteligente o una tablet, ¿no es verdad?

Pero mas allá de eso ¿Qué significa para usted si es el encargado de habilitarlo?

– No está lista la red: LAN, WAN, Wireless

El primer día no es posible tener una red perfecta ni lista en un 100%. Si no damos el primer paso y caemos en la perfección paralizante jamás iniciaremos este proceso. Algunas sugerencias para saber por dónde empezar son:

  • Hagamos un análisis de dónde estamos situados actualmente.
  • Dividamos el proyecto en diferentes etapas, creando una línea de tiempo con una visión de los servicios. Tratemos de concretar las inversiones respetando, en la medida de lo posible, esa visión.

– Los enlaces de red tienen poco ancho de banda

Video NO solo es Telepresencia. Es posible habilitar video desde el navegador de una computadora, un dispositivo inteligente, una terminal telefónica habilitada con cámara, por mencionar algunos ejemplos. Cualquiera de estas opciones no requiere más de 15 MB para establecer una sesión, y con 384 Kbps es posible tener reuniones y habilitar a los usuarios para que ellos mismos generen sus sesiones de videoconferencia.

– Interoperabilidad con la infraestructura y dispositivos de generaciones anteriores

Siempre que se tengan los equipos –ya sean de telefonía o video– es necesario crear una transición suave hacia los nuevos servicios para generar el menor impacto en el usuario.

Para lograrlo es recomendable que los nuevos equipos estén basados en estándares, de esta manera les permitirá comunicarse con la infraestructura a migrar. Sin embargo, los nuevos equipos deben estar habilitados para entregar algo que mejore la experiencia del usuario final, porque no tiene sentido migrar de equipos viejos a nuevos sin facilidades adicionales.

El valor agregado para el usuario final sería:

  • La utilización de los dispositivos móviles tal como ahora se usa “el control remoto” y poder así controlar su equipo de video.
  • A través del mismo dispositivo inteligente se pueda visualizar contenido, por ejemplo, las presentaciones compartidas en una videoconferencia.

Falta de conocimiento para habilitar nuevos servicios y administrar los nuevos equipos

Muchas veces el no tener suficiente conocimiento de los equipos que se poseen genera cierta incertidumbre. Utilizaré nuevamente la analogía de los teléfonos inteligentes: Cuando usted cambia su teléfono móvil, pasa por un proceso de aprendizaje, sin embargo, decide enfrentar la situación y seguir adelante con el reto: ¿Cómo contestar la llamada? ¿Cómo usar la cámara? etc. De no ser así, usted seguiría usando el mismo dispositivo móvil de hace 10 años. Entonces ¿por dónde comenzar para enfrentar este nuevo reto que es el uso de video?

  • Comience con un documento que lo guíe y le permita hacer altas, bajas y cambios.
  • Habilite a su personal técnico con entrenamiento certificado. Sin embargo, debe tener en cuenta que esto no implica que el personal este motivado para ir hacia adelante con la migración, por lo tanto, le sugiero que los incluya como parte del proyecto y les haga ver la relevancia de pertenecer al mismo.

Finalmente, el uso de video es un tema cultural pero también estratégico para su empresa. Y usted ¿ya pensó en algún caso de uso?

Share
Omar Pelaez

Soy egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México como Ingeniero en Electrónica y he trabajado en Cisco Systems por cerca de 10 años. Actualmente soy el responsable técnico del desarrollo del negocio de colaboración para México, participo en la atención de cuentas de sector público y privado diseñando soluciones de colaboración desde una perspectiva de arquitectura, para ayudar a las empresas a mejorar sus comunicaciones.

View Comments

  • Imaginense un caso de uso en el que un sistema de transporte colisiona, no se saben los alcances pero hay potencial de vidas humanas en riesgo. Llegas al sitio y abres una sesion de video para transmitir todo lo que se esta viendo para dejar a peritos expertos localizados a km de distancia que evaluen la problematica y "estar ahi" de forma remota. Ahi esta el poder del video.

  • Omar, mucho gusto

    Mi nombre es Jean-Paul Hernaiz, y represento a Dinecom Ltda., como Jefe de Marketing.

    Le cuento que somos un partner Cisco de origen chileno, con operaciones allí hasta el momento, y nuestro core es video.

    Hace algunos meses atrás, y como táctica de comunicaciones, creamos un blog llamado Entendiendo a la Videoconferencia -www.lavideoconf.wordpress.com- el cuál lógicamente está dedicado única y exclusivamente a la videoconferencia.

    Allí escribimos artículos de éste tipo constantemente -el cual en este caso tiene mucha calidad-, y nos gustaría poder compartirlos con ustedes y vuestro blog; pero al mismo tiempo nos gustaría poder establecer una relación más robusta con ustedes.

    Buscamos, tal como ustedes, traer nueva luz e información a un terreno tan complejo como es el de la videoconferencia, y vuestro apoyo sería fundamental para nosotros.

    ¡Esperamos poder recibir su visita!

    Slds.