Resiliencia empresarial: Cinco aspectos que considerar para implementar una estrategia multinube exitosa

En esta edición de nuestra serie de blogs Tendencias globales en redes 2021, analizamos la tendencia N.° 3: optimizar la multinube para lograr una resiliencia superior.

Gestionar las redes después de interrupciones

Si alguna vez se vio afectado por un desastre natural sabrá que, una vez que empieza la reconstrucción, la práctica más común es evaluar la situación y cómo se podría haber manejado de manera diferente. Solemos pensar acerca de las medidas que se pudieron haber tomado para estar mejor preparados, reflexionamos acerca de los próximos escenarios posibles y nos comprometemos a ser más proactivos en el futuro.

Gestionar las redes después de interrupciones no es distinto, ¿o sí? Es similar en el sentido de que debemos valorar nuestras redes para que estén listas para superar disrupciones futuras, pero es completamente diferente a un incidente personal, ya que nuestra respuesta afecta a toda la empresa.

Rediseñar las redes para lograr la solidez empresarial

Por consiguiente, es preciso considerar la forma en que las redes pueden fortalecer a las empresas ante la adversidad. Gestionar las redes para lograr la solidez se refiere a implementar estas capacidades de la red de forma estratégica con el fin de que su organización asimile y se adapte frente a cualquier interrupción. En nuestra última entrega del Informe de tendencias globales en redes 2021: edición especial sobre resiliencia empresarial, se detallan los cuatro aspectos más importantes a considerar: la fuerza laboral, el espacio de trabajo, las cargas de trabajo y las operaciones. Ahora, permítanme compartir algunas de mis opiniones sobre las cargas de trabajo y las razones por las que una estrategia multinube es fundamental para tener una infraestructura segura y ágil a fin de respaldar los servicios en varias nubes.

En particular, me gustaría analizar cinco cuestiones significativas al elaborar una estrategia multinube para alcanzar la resiliencia empresarial:

1. La disponibilidad no es suficiente

Uno podría suponer que las mediciones de disponibilidad y fiabilidad nos dan las respuestas para impulsar la resiliencia empresarial. Y, si bien estos KPI son esenciales, solo representan algunos aspectos críticos de la estrategia de redes. Usar las redes para consolidar una empresa robusta va más allá de contar con una red siempre activa, implica tener una red ágil, automatizada e inteligente que ayude a las empresas a adecuarse a las circunstancias que el futuro depare. Por ejemplo, si una empresa está obligada a suministrar portabilidad a las cargas de trabajo, debido a la necesidad de abrir un centro de servicio en una nueva región, no significa que la red se cayó. Lo que debemos ponderar, es si nuestra arquitectura nos ofrece la flexibilidad y agilidad necesaria para migrar estas cargas de trabajo y mantener el acceso seguro y la conformidad.

2. Modelo de redes con las aplicaciones en primer lugar

Las aplicaciones y cargas de trabajo cada vez están más distribuidas en plataformas in situ y en la nube. Lo cual complica la gestión de los equipos de aplicaciones para administrar las aplicaciones monolíticas tradicionales en los centros de datos y las aplicaciones innovadoras basadas en microservicios en contenedores y nubes SaaS y PaaS. Y esto está totalmente ligado con la red. En un nuevo informe de IDC, Brad Casemore afirma “Las aplicaciones distribuidas son el nuevo centro de gravedad de las redes”* Debido a que la red es el conducto fundamental que transporta los datos de un sitio a otro, tenemos que encontrar formas para que la infraestructura de red proporcione la consistencia, seguridad y rendimiento que optimice la experiencia con aplicaciones, sin importar dónde se encuentren las cargas de trabajo y los usuarios.

Figura 1. Requisitos para que la multinube funcione como una sola unidad

3. Las cargas de trabajo híbridas son el camino a seguir

Cabe recordar que los entornos de cargas de trabajos híbridos son el futuro para muchas organizaciones. En el informe Tendencias globales en redes de 2020, Vijoy Pandey, vicepresidente y CTO del grupo de plataforma y soluciones en la nube de Cisco, opina;
“En los últimos años, a medida que se intentaba migrar la valiosa carga de trabajo a la nube pública, se hizo evidente que no se trataba de una situación binaria y que había algunas cargas de trabajo, y críticamente, algunos datos, que debían ser locales”. A pesar de que administrar un entorno híbrido de cargas de trabajo puede ser complejo, la capacidad de transferir o escalar las cargas de trabajo críticas durante una interrupción añade la necesaria flexibilidad que requieren las empresas para lograr la resiliencia. Una estrategia multinube debe garantizar que su infraestructura provea políticas coherentes, acceso seguro y un óptimo rendimiento en todos los entornos in situ y multinube.

4. La observación exhaustiva es una competencia estratégica

Cuando los empleados requieren ayuda de soporte debido a problemas o falta de acceso a aplicaciones imprescindibles, tener la visibilidad correcta es primordial para identificar la raíz del problema rápidamente. Esta destreza es todavía más esencial cuando la empresa intenta adaptarse a una era de interrupciones. Los operadores de la red deben saber el origen del problema, ya sea que se genere desde un dispositivo, la red de la oficina en casa o de la cafetería, un punto de acceso, aplicación, proveedor de servicios de Internet y de la nube o de la red en la sede. Recientemente, nuestra solución ThousandEyes detectó un notable incremento de interrupciones del servicio de Internet y de la nube de marzo a junio de 2020. Un componente trascendental de una estrategia multinube es garantizar una adecuada capacidad de observación, desde los usuarios hasta las aplicaciones, para no operar a ciegas cuando la detección es más indispensable.

Figura 2. Gráfica sobre interrupciones del servicio de los proveedores de servicios de Internet y de la nube

5. La estrategia operativa debe mantenerse al día

Si moderniza su red con las más recientes capacidades de automatización y fiabilidad que ofrecen los controladores basados en la intención, una estrategia eficaz multinube no debe ignorar la importancia de asegurarse que su modelo operativo mantenga el mismo ritmo de las nuevas tecnologías. IDC anticipa que, para el 2023, el 55 % de las empresas sustituirán los modelos operativos obsoletos con modelos centrados en la nube que permitan alinear de mejor manera las operaciones de TI y en la nube pública para facilitar la colaboración y obtener mejores resultados comerciales.* Los antiguos métodos de administrar la red en silos simplemente no es sustentable en el futuro.

Redes para obtener recursos sólidos

Evidentemente, la nube cambia todo, desde la transformación digital hasta usar la red para consolidar una empresa resiliente. Implementar una estrategia multinube acertada ayudará a las organizaciones a superar cualquier problema que se presente.

Para obtener más información sobre cómo preparar a su red para lograr la resiliencia empresarial, consulte estos recursos gratuitos:

Comparta sus opiniones abajo y manténgase alerta a la siguiente entrega de nuestra serie de blogs Tendencias en redes 2021

Conozca nuestro canal de video: redes basadas en intención

Suscríbase al blog sobre redes

* Brad Casemore, analista de IDC, Afrontar los desafíos planteados por las redes multinube: optimizar las cargas de trabajo en la nube y la experiencia con aplicaciones
Share
Juan Pablo Mongini

Como líder de ventas para el área de Enterprise Networks, Juan Pablo encabeza el equipo a cargo de la estrategia de comercialización de soluciones y arquitectura de redes empresariales en América Latina. Este portafolio incluye Switching, Enterprise Routing, Redes Inalámbricas, SD-WAN y SD-Access.

Juan tiene más de 15 años de experiencia desarrollando el mercado de tecnologías de la información y comunicaciones (TICs) en países de Latinoamérica, y en diversas áreas tales como gobierno y sector público, servicios financieros, empresas de energía, y proveedores de servicios de telecomunicaciones.

Se incorporó a Cisco en el año 2008 en donde ha tomado diversas posiciones basadas en Estados Unidos, Europa y Latinoamérica. Anteriormente, se desempeñó en Nortel Networks y en el Grupo Techint. Juan es Ingeniero Electrónico graduado del Instituto Tecnológico de Buenos Aires.

Chefe de Vendas de Enterprise Networks

Cisco América Latina

Como líder de vendas de Enterprise Networks, Juan Pablo lidera a equipe responsável pela estratégia de mercado de arquitetura e soluções de rede na América Latina. Esse portfólio inclui Switching, Enterprise Routing, Redes Sem Fio, SD-WAN e SD-Access.

Juan tem mais de 15 anos de experiência em desenvolvimento de mercado para a indústria de TIC em países latino-americanos, e em vários segmentos como Governo e Setor Público, Serviços Financeiros, Empresas de Utilitários e Provedores de Serviços de Telecomunicações.

Juan ingressou na Cisco em 2008, onde assumiu vários cargos com base nos Estados Unidos, Europa e América Latina. Anteriormente, trabalhou na Nortel Networks e no Techint Group. Juan é Engenheiro Eletrônico formado pelo Instituto Tecnológico de Buenos Aires.

View Comments