Automatización de redes para cambios disruptivos: mitos y realidades

En esta serie de nuestro blog Tendencias en redes 2021, hablaremos sobre la tendencia #4: Automatizar las operaciones para agilizar la recuperación.

Priorizar la automatización de redes para hacer frente a los cambios disruptivos

En nuestra reciente Encuesta de resiliencia empresarial 2020, el 50 por ciento de los profesionales informáticos respondieron que necesitan priorizar la automatización de redes para abordar los cambios disruptivos del mundo actual. Sin embargo, en mi experiencia, aunque muchas organizaciones han implementado cierta infraestructura programable, pocas han alcanzado el nivel de automatización de red necesario para responder de forma rápida y eficiente a los cambios importantes. En mis conversaciones con clientes, he oído hablar de muchos motivos por los que la automatización no avanza al ritmo que podría hacerlo. Estos son algunos de los mitos que recuerdo haber oído:

Mito #1: La automatización nos dejará sin trabajo.

La automatización de redes ciertamente puede reducir algunas de las tareas repetitivas (y a veces mundanas), como configurar y aprovisionar dispositivos de red. Sin embargo, eliminar tareas no es lo mismo que dejar a alguien sin trabajo. De hecho, nuestro Reporte de tendencias en redes globales 2020 presenta muchos roles nuevos y renovados para y profesionales de redes.

Figura 1. Nuevos roles para profesionales y estrategas de redes

Uno de estos nuevos roles es el coordinador de red, quien se centrará principalmente en las necesidades de la empresa y traducirá esas necesidades en una política de red adecuada. Para ello, deberá dominar cómo emplear herramientas de automatización de redes, protocolos de automatización y modelos de datos. Este es solo un ejemplo de cómo la automatización dará lugar a nuevos roles con mayor valor agregado.

Mito #2: La automatización aumentará el riesgo.

Al igual que ocurre con cualquier otra tecnología nueva, implementar funciones de automatización de redes conlleva ciertos riesgos. Sin embargo, diría que el gran riesgo está en no automatizar, sobre todo, si consideramos que la gran mayoría del tiempo de inactividad se debe a errores de los operadores. Por supuesto, es importante que nos aseguremos de no automatizar políticas y procesos deficientes, automatizar de forma aislada ni propagar errores humanos a lo largo de nuestra infraestructura.

Sin embargo, si se implementa correctamente, la automatización de redes es una herramienta extremadamente poderosa para que nuestras redes sean capaces de repararse, protegerse y optimizarse a sí mismas, ya que permite reparar y optimizar la infraestructura desde dentro, sin interrupción ni intervención humana.

Mito #3: La automatización de la red debe ser completa para que sirva de algo.

La automatización no tiene por qué adoptar una estrategia de “todo o nada”. Muchas organizaciones eligen invertir primero en objetivos fáciles de alcanzar o aquellos que abordan necesidades inmediatas relacionadas con la pandemia, como incorporar dispositivos de red, automatizar el aprovisionamiento y la configuración de red, y administrar las imágenes de software cuando no hay acceso físico a una ubicación remota. Por ejemplo, con ayuda de las funciones “plug-and-play”, la red puede reconocer y autenticar los dispositivos nuevos que se conectan a la red y luego configurarlos automáticamente con los ajustes predeterminados. Esto no solo reduce el tiempo dedicado a la configuración de dispositivos y elimina la necesidad de viajar a las sucursales, sino que también elimina el error humano de la ecuación.

En nuestro último Reporte de tendencias globales en redes 2021: edición especial sobre resiliencia empresarial, recomendamos adoptar un enfoque paso a paso para la automatización. Luego de aprovechar las ventajas iniciales de la automatización, será hora de explorar nuevas oportunidades. En particular, debemos buscar formas en las que la automatización pueda ayudarnos a mejorar la agilidad y flexibilidad de la empresa y prepararla mejor para futuros cambios disruptivos.

Figura 2. Automatización de redes

Mito #4: Las soluciones de automatización no están totalmente maduras, por lo que es muy pronto para invertir en ellas.

Por supuesto, la automatización evoluciona continuamente y se beneficia de los sucesivos avances tecnológicos, como la inteligencia artificial, el procesamiento de lenguajes naturales y la coordinación de servicios. Sin embargo, desde mi punto de vista, la pregunta que debe hacerse es: ¿las soluciones de automatización de red alcanzaron la madurez necesaria para aportar valor a su empresa? Actualmente, la automatización de red puede contribuir a reducir la complejidad, acelerar la resolución de problemas, reducir los errores, aumentar la agilidad y mejorar el rendimiento de las aplicaciones. Todos estos factores aportarán valor a la empresa, en especial durante la próxima crisis. Lea este artículo para obtener más información acerca del valor concreto y medible que una red avanzada puede tener para su empresa.

Imagine que su empresa necesita implementar una nueva aplicación de punto de venta en todas sus tiendas. Deberá dar mayor prioridad al tráfico de la aplicación que al de aplicaciones menos críticas con las que no interactúa el cliente. Con la automatización de red, no solo podrá priorizar esa aplicación, sino que, además, la propia red informará los problemas de red o de aplicación que se presenten, guiará al administrador de red hacia la causa raíz del problema y sugerirá medidas correctivas. Esto ya está disponible actualmente con las redes basadas en la intención, que se tornarán cada vez más inteligentes a la hora de detectar y resolver problemas.

Mito #5: Nuestras redes están bien así. No necesitamos automatización.

Como sabemos, estamos en un período de constante cambio, y el futuro lucirá muy diferente. Los dispositivos, los clientes, las aplicaciones, IoT… todo tiende a ser más distribuido. Por eso, atacar manualmente la complejidad probablemente no sea la mejor estrategia para las redes del mañana. Los modelos de negocios cambian constantemente y las organizaciones necesitan redes que puedan proteger y optimizar cargas de trabajo que cambian dinámicamente a un ritmo cada vez mayor.

Comparta su historia

Basta con mirar el pasado reciente para darnos cuenta de lo rápido que tenemos que actuar para asistir a nuestras organizaciones en caso de un cambio disruptivo. ¿Tiene una historia interesante sobre la automatización para compartir? Nos encantaría saber cómo sus redes mejoran la recuperabilidad de sus organizaciones. Lo invitamos a compartirlas a continuación.

Para obtener más información sobre cómo preparar a su red para la resiliencia empresarial, consulte estos recursos gratuitos:

Comparta sus opiniones abajo y manténgase alerta a la siguiente entrega de nuestra serie de blogs Tendencias en redes 2021

Conozca nuestro canal de video Redes basadas en intención

Suscríbase al blog sobre redes

Share
Juan Pablo Mongini

Como líder de ventas para el área de Enterprise Networks, Juan Pablo encabeza el equipo a cargo de la estrategia de comercialización de soluciones y arquitectura de redes empresariales en América Latina. Este portafolio incluye Switching, Enterprise Routing, Redes Inalámbricas, SD-WAN y SD-Access.

Juan tiene más de 15 años de experiencia desarrollando el mercado de tecnologías de la información y comunicaciones (TICs) en países de Latinoamérica, y en diversas áreas tales como gobierno y sector público, servicios financieros, empresas de energía, y proveedores de servicios de telecomunicaciones.

Se incorporó a Cisco en el año 2008 en donde ha tomado diversas posiciones basadas en Estados Unidos, Europa y Latinoamérica. Anteriormente, se desempeñó en Nortel Networks y en el Grupo Techint. Juan es Ingeniero Electrónico graduado del Instituto Tecnológico de Buenos Aires.

Chefe de Vendas de Enterprise Networks

Cisco América Latina

Como líder de vendas de Enterprise Networks, Juan Pablo lidera a equipe responsável pela estratégia de mercado de arquitetura e soluções de rede na América Latina. Esse portfólio inclui Switching, Enterprise Routing, Redes Sem Fio, SD-WAN e SD-Access.

Juan tem mais de 15 anos de experiência em desenvolvimento de mercado para a indústria de TIC em países latino-americanos, e em vários segmentos como Governo e Setor Público, Serviços Financeiros, Empresas de Utilitários e Provedores de Serviços de Telecomunicações.

Juan ingressou na Cisco em 2008, onde assumiu vários cargos com base nos Estados Unidos, Europa e América Latina. Anteriormente, trabalhou na Nortel Networks e no Techint Group. Juan é Engenheiro Eletrônico formado pelo Instituto Tecnológico de Buenos Aires.