Categories: Centro de Datos

Los mercados emergentes ven con optimismo la nube

Los radicales cambios promovidos por la nube e Internet de Todo (IdT) están derrumbando los modelos de consumo de TI tradicionales de manera increíble.

A fin de aclarar estas tendencias y el impacto sobre TI, Cisco® Consulting Services (CCS), en colaboración con Intel®, realizó un amplio estudio. Se analizaron los cambios significativos que afectan el consumo de TI en todas las etapas; el modo
en que las empresas planifican, adquieren, implementan, utilizan y controlan los servicios de TI. Asimismo, nos concentramos en las formas en las que las líneas de negocios (LOB), es decir, recursos humanos, ventas y otras áreas de usuarios finales de TI, modifican el consumo general de la tecnología de la información.

Algunos de los más impactantes hallazgos están relacionados con las diferencias de percepción entre los mercados emergentes y desarrollados. En el estudio “El impacto de la nube en los modelos de consumo de TI” se encuestó a 4226 líderes de TI de 18 sectores en nueve economías clave, durante marzo y abril de 2013. A nuestros fines, los “mercados emergentes” incluyen a Brasil, China, India, México y Rusia, mientras que los mercados “desarrollados” son Canadá, Alemania, el Reino Unido y los Estados Unidos.

En todos los mercados, la nube se percibe casi unánimemente como algo bueno.
A pesar de los desafíos y la complejidad adicional que implica la nube para las organizaciones de TI,la gran mayoría siente que las ventajas empresariales compensan los aspectos negativos. Por ejemplo, el 83% de los encuestados cree que la nube tendrá un impacto positivo sobre la planificación de TI. Además, el 81% percibe un impacto positivo de la nube sobre la “financiación y la adquisición de TI”. Se observan porcentajes similares en todas las etapas del ciclo de vida de consumo de TI.

La diferencia clave entre los mercados emergentes y desarrollados se torna evidente cuando se exploran algunos de los factores de impulso centrales de la nube. En economías desarrolladas, el factor de impulso comercial número uno para la nube es la reducción de costos. Si bien la nube se ve como un mecanismo de competencia de costos, también permite la capacidad de “pagar según se crece” y lograr controles de costos más predecibles.

Sin embargo, en general, las economías emergentes que participaron en nuestro estudio ven con optimismo el uso de la nube y el impacto que puede provocar para sus empresas. Actualmente están invirtiendo en grandes cantidades en lo que consideran el potencial de transformación de la nube. Para estas economías emergentes, el factor número uno de la adopción de la nube es el aumento de la productividad de la empresa y el dinamismo.

Los líderes de TI que participaron en nuestro estudio creen que conservarán, en gran medida, la supervisión y la autoridad que caracterizan a la relación mantenida con la empresa en los últimos años, con mayores porcentajes en mercados emergentes, a grandes rasgos. El 56% sostuvo que el sector de TI está cada vez más centralizado (en Asia Pacífico, esta cifra alcanzó el 79%) en lugar de verse más fragmentado a medida que crece el rol de las LOB en el consumo de TI. Se cree que una mayor centralización generará mayor eficiencia y uniformidad en la política, en la experiencia del usuario, etc., que la que brinda una función de TI más distribuida (es decir, en la que las LOB tengan “su propio grupo de TI”). El 57% de los encuestados sostuvo que el tamaño de la organización de TI y de su personal está aumentando. En Asia Pacífico, el porcentaje fue del 80%; en América Latina, del 69%.

Sin embargo, es casi dos veces más probable para los encuestados de los mercados emergentes prever un aumento en el tamaño de la organización de TI que para sus contrapartes de Europa y América del Norte, donde solo cuatro de diez encuestados previeron un aumento del personal a raíz de la nube.

Dadas las actitudes registradas frente a los problemas relacionados con la centralización y el tamaño de la organización, los encuestados de Europa y América del Norte son claramente más reacios que sus pares de los mercados emergentes al tipo de ventajas que la nube brindará a los recursos que controlan.

Estos hallazgos concuerdan con otros estudios de Cisco recientes, entre ellos
El impacto financiero de BYOD” y el del “Índice de valor de IdT”, los cuales han descubierto un gran nivel de interés en la posibilidad del uso de TI de forma innovadora entre encuestados de mercados emergentes. Es posible que esto también refleje la tendencia de los mercados emergentes de “saltar” a nuevas tecnologías y obviar, por ejemplo, las arquitecturas en línea heredadas que aún predominan en algunos países desarrollados.

Además, el optimismo general de nuestros encuestados en los mercados emergentes indica un entorno virgen para la adopción de la nube en tales mercados.

Puede descargar el informe completo aquí.

¿Quiere visualizar los hallazgos del informe en su región? Descúbralos en esta infografía.

Si desea conocer más sobre nuestra estrategia de nube puede ampliar información aquí.

Para más información sobre Intel en la computación en la nube, lo invitamos a visitar este sitio.

Share