Categories: Centro de Datos

Lo que a mi parecer es un perfecto ejemplo de Big Data

Hace unas semanas escribí una nota sobre lo que Big Data representa en la vida cotidiana de cualquier persona, y conforme sigo leyendo más artículos sobre el tema, me doy cuenta que con una serie de ejemplos tangibles podemos ver realmente cómo funciona Big Data, más activamente y más insertado en nuestras vidas.

Recientemente, me relataron una experiencia de compra que prácticamente me obligó a tomar el lápiz (o más bien el teclado) y escribir de nuevo. Antes de continuar, comparto un artículo que tomo como base para una definición simple de Big Data. Transcribo el siguiente párrafo:

“Big data se refiere a aquellos conjuntos de sistemas que permiten la recolección, almacenamiento y análisis de grandes volúmenes de datos, que en la actualidad son usados por grandes firmas para mejorar sus servicios, ser más certeros en las predicciones sobre lo que les puede interesar a los compradores, para lograr que se consuman en mayor proporción sus productos y servicios.”

Una persona muy cercana me comentó que estaba pensando en hacer un cambio de coche, por lo cual, ya había hecho diversas consultas. En esta ocasión, no las hizo directamente en las agencias –como lo hacía antes– sino que visitó los diferentes sitios web de las marcas que le interesaban. Después de las consultas virtuales, logró filtrar dos marcas y dos modelos, y así quedó muy perfilada su búsqueda. Finalmente, decidió acudir a la agencia que tenía el coche de la marca y el modelo de su interés, y ya tomada la decisión, le avisó al vendedor sobre su elección y le preguntó por los descuentos, pues el pago sería al contado.

Al momento de hacer el pago, decidió pagar una parte del costo total con tarjeta de crédito –como un mero medio de pago– y la otra parte, la pagó de forma inmediata con una transferencia bancaria, pues su objetivo era acumular los puntos por compras hechas y así obtener algún beneficio del banco. La gran sorpresa, y es aquí donde veo que Big Data aparece, es que a los pocos días de haber hecho el pago con la tarjeta de crédito, recibió un mensaje SMS con la siguiente propuesta:

“Banco X le ofrece pagar poco a poco su compra en agencia de coches Y por $150,000 en 6 pagos mensuales con un CAT (Costo Anual Total) de 10.47%. Responda CD45673”

Tomando la definición antes mencionada, me parece un perfecto ejemplo de Big Data porque:

–       “Alguien” tuvo todos los datos a la mano, los analizó e hizo una oferta

–       La oferta estaba muy perfilada hacia este usuario en particular. Es decir, no fue una promoción masiva sino una oferta “hecha a la medida”.

–       El mensaje llegó solamente al celular, no a su e-mail, ni tampoco hubo un llamado del banco (el usuario tenía registrado el celular como medio de contacto usual).

–       El usuario del banco tenía hecho el pedido que no lo llamen para ofrecer promociones. El banco respeto esa solicitud pero le envío un SMS.

–       La oferta de los pagos mensuales, se relacionaba con el manejo del crédito que tenía este usuario.

La persona que me contó esto, estuvo a punto de tomar la oferta del banco, pero  finalmente desistió.

Esta compra, pienso, es un excelente ejemplo de la recolección de una cantidad impresionante de datos, su almacenamiento por una cantidad de días y su posterior análisis para hacerle la oferta de un servicio a un usuario –hecha a su medida– y que casi resulta exitosa.

A nivel tecnológico, hubo una aplicación de software que reside en uno o varios servidores que recolectaron la información, la almacenaron y procesaron para obtener finalmente como resultado, una oferta puntual. Aquí, me parece que la capacidad tecnológica debe ser de altísimo nivel para lograr –en poco tiempo– una oferta específica.

Les recomiendo esta nota, para poder verlo desde un punto de vista tecnológico.

Share
Sergio Licea

Soy egresado de la Universidad Tecnológica de México como Ingeniero en Electrónica y Comunicaciones con una especialidad en Redes de Computadoras y una maestría en Marketing con grado CUM LAUDE por el INSEEC de Paris, Francia.

He trabajado en empresas de tecnología desde hace más de 10 años en posiciones de soporte técnico, ventas y marketing. He trabajado en Cisco Systems por cerca de 4 años y actualmente soy el responsable de Marketing para el segmento Enterprise y la arquitectura de Centros de Datos para México.

Participo en el desarrollo de la estrategia de marketing para el segmento y la arquitectura donde podamos posicionar a Cisco como un socio estratégico y confiable.

Follow Sergio in English on Cisco Blogs.