La manera en la que el Internet de Todo mejorará el mundo

Por Dave Evans

Como futurista y tecnólogo, soy optimista. Veo la tecnología desde la perspectiva de cómo esta puede ayudar a las personas.

Desde esta perspectiva, éste es el mejor momento para vivir. Estamos ingresando a una era en la que Internet tiene el potencial de mejorar considerablemente las vidas de todas las personas, desde curar enfermedades, comprender el cambio climático, mejorar la manera de realizar transacciones en las empresas, hasta lograr que todos los días sean más agradables.

Internet ha beneficiado a muchas personas, empresas y países mediante la mejora de la educación a través de la democratización de la información; ha dado lugar al crecimiento económico por medio del comercio electrónico; y ha acelerado la innovación empresarial mediante una mayor colaboración.

¿Qué aportará la próxima década de Internet?

Del Internet de las cosas (IdC), donde nos encontramos hoy, apenas estamos comenzando a ingresar en una nueva era: el Internet de Todo (IdT), donde las cosas obtienen conocimiento contextual, mayor potencia de procesamiento y mayores capacidades de detección. Agregue personas e información en la combinación y obtendrá una red de redes en la que miles de millones o incluso billones de conexiones crean oportunidades sin precedentes y permiten que las cosas que estaban calladas tengan voz.

Cisco define IdT como el fenómeno que reúne a las personas, los procesos, los datos y las cosas para lograr que las conexiones en red sean más relevantes y valiosas que nunca; y que transforma la información en acciones que, a su vez, crean nuevas capacidades, mejores experiencias y oportunidades económicas sin precedentes para empresas, personas y países.

En esta definición surge un aspecto importante del IdT (y cómo se diferencia del IdC), el concepto de “efectos de la red”, en el cual ha trabajado mucho el colega James Macaulay de Cisco IBSG.

A medida que se conectan más cosas, personas y datos, el poder de Internet (que básicamente es una red de redes) crece en forma exponencial. Este concepto (“Ley de Metcalfe”) proviene de Robert Metcalfe, conocido tecnólogo y fundador de 3Com, que afirmaba que el valor de una red aumenta proporcionalmente al cuadrado del número de usuarios. En resumen, 1 + 1 = 3. Cuando hay miles de millones y billones de “unos”, esa ecuación resulta increíblemente eficaz.

Dado el impresionante crecimiento anticipado de Internet en los próximos10 años, es imprescindible que los líderes empresariales y gubernamentales, así como también los ciudadanos, comiencen a prepararse para lo que vendrá. A continuación se presentan algunas preguntas para ayudarle a dar los primeros pasos:

  • ¿Cómo debo establecer las prioridades para que coincidan con las oportunidades que existirán en el mundo conectado de IdT?
  • Dado el efecto que Internet ya ha tenido en mi empresa, ¿qué sucede cuando se conectan nuevas categorías de cosas a un ritmo exponencial?
  • ¿Cuáles son los posibles beneficios y riesgos de IdT para mi empresa u organización gubernamental?
  • ¿Cómo deben estructurarse las organizaciones en torno a la información y los procesos?
  • ¿Cómo cambiarán la gestión, el control y la responsabilidad en un mundo de IdT?

En mi próximo blog, trataré algunas formas en las que IdT ya está beneficiando a las empresas, las personas y los gobiernos, así como también de qué manera Internet permitirá abordar algunos de los problemas más urgentes de la humanidad.

Díganos su opinión. ¿IdT es solo otro concepto de moda?, ¿Cambiará el mundo? o ¿Se encuentra en algún punto intermedio?

También puede sumarse al debate en:
#IdT
#InternetdeTodo