Categories: Colaboración

La colaboración a través de la virtualización

Hay diferentes formas de pensar en virtualización dentro de las organizaciones desde el punto de vista colaborativo:

  • Virtualización del lugar de  trabajo
  • Virtualización de la infraestructura
  • Virtualización de las aplicaciones

Considerando que el trabajo es una actividad y no un lugar físico, para algunas organizaciones, la virtualización ha traído ahorros considerables. Sin embargo, es necesario proveer las aplicaciones correctas para que realmente exista un beneficio. Un ejemplo de la virtualización del lugar de trabajo es que usuarios que se desplazan en diferentes localidades corporativas, les sea posible poner su nombre de usuario y contraseña a través de su teléfono IP y con eso pueden invocar su extensión; ya sea dentro del mismo sitio o en alguna de las oficinas remotas.

Existen de igual forma herramientas que permiten colaborar a distancia y recibir estado de disponibilidad sin necesidad de estar físicamente en la oficina. También, es cada vez más común observar usuarios conocidos como teleworkers, que mediante el establecimiento de una conexión segura pueden acceder de manera remota a los servicios de la empresa como si estuvieran dentro de ella.

La virtualización de la infraestructura ha sido el resultado de la búsqueda de reducción de costos en diferentes rubros y el aumento de la disponibilidad de los servicios. Retrocedamos un poco en el tiempo y recordemos como hace 15 años los conmutadores eran gabinetes completos equivalentes a 4 racks -en algunas ocasiones hasta un poco más- esto para dar servicio a unos cientos de extensiones. Con el paso del tiempo se mejoraron los componentes y la manera en cómo se proveen los servicios a través de arquitecturas más robustas y escalables; aparecieron así servidores de propósito específico, que aumentaron la disponibilidad del servicio, la cantidad de extensiones y requerían un espacio menor.

La evolución no queda ahí, actualmente es posible tener virtualización de infraestructura. Esto significa que a través del mismo servidor es posible asignar los recursos necesarios en hardware como espacio en disco, memoria y procesamiento de datos.

Por otro lado, la virtualización de las aplicaciones permite a través de un mismo hardware compartido habilitar diferentes aplicaciones como son procesamiento de llamadas, presencia, correo de voz, centros de contacto -por mencionar algunas- que se ejecutan de manera simultánea.

Al tener virtualización de las aplicaciones se pueden obtener los siguientes beneficios:

  • Es posible una administración centralizada tanto del hardware como de las aplicaciones.
  • Se mejora la disponibilidad de los sistemas, ya que en caso de que falle una aplicación no impacta el desempeño de las otras.
  • Las actualizaciones son más transparentes ya que en caso de falla es posible recuperar el sistema original en cuestión de minutos.
  • Es posible habilitar una aplicación en un servidor virtual distinto de manera inmediata.

Omar Pelaez
Consultant Systems Engineer
Cisco Systems Mexico

Omar Pelaez

Soy egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México como Ingeniero en Electrónica y he trabajado en Cisco Systems por cerca de 10 años. Actualmente soy el responsable técnico del desarrollo del negocio de colaboración para México, participo en la atención de cuentas de sector público y privado diseñando soluciones de colaboración desde una perspectiva de arquitectura, para ayudar a las empresas a mejorar sus comunicaciones.