Escenarios empresariales para una fábrica conectada

En un reciente artículo en el blog de Cisco USA, Tony Shakib, vicepresidente de la unidad de negocios de IdC de Cisco, describió cómo “El camino hacia la fábrica conectada se hace más fácil” con algunas mejoras en los diseños validados y las guías de redes. En el stand de Cisco en la feria industrial SPS/IPC/Drives en Nuremberg el año pasado, presentamos algunos escenarios específicos y casos de uso en los que Cisco Connected Factory realmente cobra vida y permite importantes beneficios empresariales.

En primer lugar, se puede ofrecer visibilidad integrada de los controles y el estado de la red en pantallas HMI o dispositivos móviles para que los operadores y especialistas puedan encontrar y solucionar con mayor rapidez las causas del tiempo de inactividad. Por ejemplo, un cliente redujo el tiempo medio de inactividad debido a incidentes como conexiones a tierra de 4 horas a menos de 30 minutos para ubicar el problema y solucionarlo.

En segundo lugar, en el caso de una línea inactiva donde el experto que puede ayudar a resolver la situación está lejos, se pueden usar las herramientas y funcionalidades de colaboración de la planta para acceder a dicho conocimiento. Una vez más, la clave es acelerar la resolución de situaciones de inactividad (además de aumentar la productividad de los recursos especializados).

El tercer escenario consiste en incorporar imágenes de video del entorno físico en las aplicaciones de control de la fábrica, lo que aumenta la visibilidad para encontrar y solucionar problemas que causan inactividad en la línea.

En el siguiente video, mi colega Doug Bellin, gerente de desarrollo empresarial sénior en el equipo de Producción Global de Cisco, y yo analizamos hace un par de semanas algunos de estos escenarios en la estación de demostraciones en nuestro stand en la Feria de Automatización.

Estos son solo algunos de los escenarios industriales y casos de uso en los que un entorno de producción realmente conectado y en red puede fomentar una mayor eficiencia operativa, una mejor visibilidad y una resolución más rápida de problemas (y al mismo tiempo disminuir los costos de tecnología mediante la convergencia confiable de las redes de control, movimiento, supervisión y otras redes de la planta en comparación con redes separadas físicamente).

¿Enfrenta desafíos similares a estos casos de uso en las tecnologías operativas de su fábrica? Si es así, por favor compártalos con nosotros. En caso contrario, cuéntenos qué otros escenarios con una solución de fábrica conectada podrían ayudar a su empresa. Únase a esta conversación en Twitter, #FabricasInteligentes.

Share
Bryan Tantzen

Bryan Tantzen, a Senior Director at Cisco Systems, leads the Manufacturing Vertical for the Internet of Things Technology Group. In this role, Bryan drives manufacturing industry solution development, lighthouse customer engagements and strategic partnerships to help innovative manufacturers transform their businesses and meet business requirements ranging from increased factory automation to big data.

Mr. Tantzen has been with Cisco for 10 years and previously led Collaboration Market Development and the Customer Business Transformation (CBT) team. Bryan’s team helped hundreds of the world’s leading companies drive increased revenues and cost takeout using collaboration technologies. In Cisco’s Internet Business Solutions Group (IBSG), he led business transformation focused engagements in the High Technology, Semiconductor, and Contract Manufacturing industries.

Prior to Cisco, Bryan worked at McKinsey & Company, and he was also Vice President of the High Tech Business Unit for i2 Technologies (providing Supply Chain Management and Factory Planning enterprise software) where he led global deployments, consulting, and solutions. At McKinsey & Company, Mr. Tantzen worked with industrial clients on strategy, process improvement, and growth initiatives.

Mr. Tantzen holds an MBA from the Wharton School at the University of Pennsylvania, an M.A. in International Affairs from the Lauder Institute at the University of Pennsylvania, and a B.S. in Economics from Texas A&M University. He is fluent in Japanese and has worked in France, Germany, Korea, Japan, and Mexico in addition to the United States.