Categories: Colaboración

Enigmas de un mundo maravilloso, conectado y colaborativo

El último y muy interesante estudio de Cisco sobre las Tecnologías del Mundo Conectado, ha despertado el interés de los CiOs porque generó varios interrogantes acerca del papel de las personas (recursos humanos) y las tecnologías en el ambiente laboral.

En este artículo, intento dar algunas respuestas, analizando sus consecuencias y exponiendo las soluciones que puede aportar Cisco para que la conectividad y la colaboración maximicen su efecto en las organizaciones.

  1. TECNOLOGÍA

Compra vs. Adopción

Anteriormente, en otros artículos, he dado detalles sobre aspectos parciales de la Colaboración organizacional, como la relevancia del video, o la forma óptima de adquirir software, incluso la necesidad de una infraestructura unificada de seguridad. En todos los casos, suponemos estar en un “wonderful world” (tal como cantaba Louis Armstrong) donde la tecnología adquirida es incorporada rápidamente al proceso productivo. Por lo tanto, se da por sentado el retorno de la inversión y el valor de la actividad.

La realidad nos muestra otra cosa. Una y otra vez, se adquieren soluciones tecnológicas sin pensar previamente de qué modo serán sumadas a la cultura y a los procesos de las organizaciones. Debido a esto, hay una bajísima adopción real y no se logran los impactos buscados.

Cisco propone que el análisis y la selección de tecnologías se haga siempre vinculado a casos de uso específicos. Un “camino de adopción” que tenga en cuenta las necesidades de la organización, la solución propuesta y el proceso de cambio y adopción. No es eficaz darle cabida a las suposiciones sin fundamento, por este motivo, los resultados medibles siempre deben ser planteados al inicio del proyecto y verificados a su finalización (“…I see them bloom, for me and you…” parafraseando al famoso trompetista).

  1. SELECCIÓN

Talento individual vs. Cultura organizacional

A medida que las organizaciones evolucionan y se van incorporando nuevas generaciones de trabajadores, los modos y costumbres cambian. El estudio mencionado al principio nos sorprende cuando ofrece detalles sobre las preferencias de los nuevos usuarios: eligen sus dispositivos móviles, y muchas veces, lo hacen por encima de otras necesidades humanas básicas.

El nuevo entorno de trabajo es muy flexible y cambiante. En este contexto, las llamadas tradicionalmente “estrellas” en el ambiente laboral, van perdiendo peso si no pueden asimilar la nueva “cultura” de la organización. Y esto sucede porque en los ambientes colaborativos, aquello que agrega valor y da agilidad es la capacidad de sinergizar al grupo. Por lo tanto, es imprescindible lograr un equilibrio entre todos sus miembros, sobre todo a quienes se les considera extraordinariamente valiosos por su aporte intelectual, pero que tienden al individualismo y no cuajan en la cultura de la organización.

Las herramientas de colaboración de Cisco habilitan no solo el brillo individual, al que más se destaque, (“…the colours of the rainbow, so pretty in the sky…”) sino también permiten compartir y sumar al equipo (“…friends shaking hands, saying how do you do…”), y de esta manera, se produce una interacción positiva y mejorada entre colegas.

Falta de habilidades vs. Falta de compromiso

Otro de los grandes dilemas es la gestión de recursos de la organización.

Ante la pregunta ¿qué es peor para usted: la falta de habilidades específicas o la falta de compromiso de un individuo? ¿Cuál sería su respuesta? Considerando que hoy el mercado laboral nos brinda una oferta mucho más amplia de gente capacitada, sin embargo, esa cantidad no es directamente proporcional con las personas que se comprometen con los objetivos generales de la organización.

En este sentido, las soluciones de colaboración que venimos implementando desde hace algunos años entre nuestros clientes, nos muestran una excepcional capacidad para acelerar la instrucción de las personas que se comprometen con su formación, dándoles acceso a los contactos, información acumulada y herramientas que los harán más eficaces en sus tareas. Por ello, en general, la recomendación actual es priorizar la fortaleza del compromiso frente a una habilidad específica. Lo primero lleva a los segundo pero no ocurre al revés.

  1. SUPERTASKERS

Contenido vs. Velocidad

En el otro extremo, el estudio muestra la aparición de un nuevo segmento de trabajadores hiperconectados y mutitasking: los “supertaskers”. Quienes son capaces de realizar dos o más tareas al mismo tiempo, y se distinguen del resto, por la velocidad y profusión con las que barren sus contenidos, prueban aplicaciones y utilizan las redes sociales.

¿Esta velocidad y simultaneidad ofrecen “contenido de valor”?  No siempre. Incluso es posible observar cierta confusión y malestar entre sus colegas, quienes producen contenido de un modo más tradicional y están convencidos de aportar más. Se advierte que se sienten un poco excluidos por no pertenecer a un grupo “socialmente” y “electrónicamente” activo.

Una vez más, las herramientas de colaboración de Cisco permiten reunir ambas competencias y comportamientos. Le brinda al “supertasker” más eficiencia en el manejo de sus interacciones, para optimizar lo que su cerebro libera al producir una labor creativa, y también, para un control más eficiente de los errores. Y al “singletasker” le ofrece una cuota de eficiencia e inteligencia en el manejo de sus interrupciones, permitiéndole extender sus espacios de generación de valor, y no perder la conectividad con el grupo de trabajo. (“…I watch them grow, they´ll learn much more…”)

Mundo real

Definitivamente, el entorno laboral ha cambiado en todas las organizaciones, y no importa si las mismas son grandes o pequeñas, ni el rubro al que se dedican. Afortunadamente, las herramientas de colaboración de Cisco, hoy nos permiten acelerar la adopción de nuevos procesos, ajustar la cultura corporativa y potenciar los diferentes perfiles (edad y comportamiento), para que cada individuo sienta que puede dar lo mejor de sí y, al mismo tiempo, se sienta parte de un equipo para generar el mayor valor posible.

“…Yes I think to myself, what a wonderful world. Oh Yeah…”

 Tu participación

En este contexto ¿Cuáles han sido los cambios en tu empresa? ¿Cómo se han integrado la tecnología y los equipos de trabajo? ¿Se te ocurren otras posibilidades? ¿Te gustaría contarnos sobre tu experiencia con un nuevo entorno laboral?