Transformemos los siguientes años juntos: La Red Intuitiva

Tengo 13 años trabajando en la industria, no creo que sea mucho, no he tenido el privilegio como muchos que lograron ver y participar en esa revolución tecnológica cuando llegó Internet (en Perú fue cerca de 1992 – tenía 9 años). Menos cuando hubo ese primer gran cambio en las comunicaciones analógicas a las digitales. Todos estos cambios los aprendí por grandes profesores en la universidad, y si vale decirlo, envidio sanamente un poco no haber podido presenciar ello conscientemente. Ese efecto de sorprendernos ante el cambio, y el impacto que da la tecnología en la forma en cómo vivimos, en cómo nos comunicamos e interactuamos es algo que siempre me hubiese gustado vivir…hasta hoy.

En los últimos 20 años, en lo que se llama infraestructura de comunicaciones o red, se llegó a vivir lo que Gartner llama “hype cycle” cuando apareció el concepto de IP y de equipos de comunicaciones como los routers. Pero como toda tecnología, llega un momento en donde esta es adoptada completamente, las personas aprenden a usarla y entramos a una fase de confort y de pensar que como estamos ahora es lo “normal”. Entramos en una burbuja de negación, cuando alrededor de la burbuja los retos tecnológicos han evolucionado rápidamente – IoT, cloud, seguridad y movilidad presionan el status quo, hasta un momento en donde no hay más que hacer que abrir los ojos y nuevamente innovar. ¡Estamos en ese momento, estamos en el nuevo hype cycle de las comunicaciones llamado Software Defined Networking!

La infraestructura de red, el enlace entre los servicios que consume el usuario y la forma en cómo los consume, ha empezado su segunda gran revolución impulsada por el software. El software permite ocultar la complejidad en la operación (los mil y un comandos CLI que nos gustaba guardar en el notepad) mediante la automatización y nos permite resolver problemas rápido mediante el uso de analíticos. En ambos casos (automatización y analítico) nos ayuda a recuperar uno de los activos más importantes del área de TI: el tiempo. Abajo podemos ver el impacto de una red intuitiva en las operaciones de negocio para la implementación de nuevos servicios, la resolución de problemas y la protección de seguridad.

En estos momentos en donde la seguridad tiene que ser parte de cualquier decisión tecnológica, en donde ahora los usuarios usan hasta tres dispositivos y vamos a conectar más con IoT, tener una red tradicional ¨good enough¨ ya no es suficiente. El tiempo para responder ante estos cambios nos obligan a ser veloces en la respuesta a los ejemplos mostrados. La forma en cómo hacíamos las cosas hace 20 años no puede seguir siendo usada ahora, no escalamos y hacemos que IT no esté a la velocidad de cambio que las empresas necesitan en sus procesos de digitalización. Ustedes, nuestros clientes, exigen que innovemos rápido – con toda razón, y que los acompañemos en este desafío. No podemos seguir pensando en la red como un medio que solo conecta una tecnología “suficientemente buena”, deberíamos verla ahora como el fundamento que soporta las iniciativas de negocio, y si este fundamento no está basado en software sino en el uso tradicional de las redes, es muy probable que el éxito de cualquier iniciativa digital de las empresas se vea frenado por la dificultad de aceptar este cambio.

La respuesta de Cisco es la Red Intuitiva usando como fundamento la Arquitectura Digital de Red (DNA en sus siglas en inglés), y usando como cerebro de automatización y analíticos al software DNA-Center. Este va a controlar todos los elementos de la infraestructura: routers, switches y redes inalámbricas bajo el paraguas de “Software Defined”. Además, mediante la integración basada en la arquitectura, podrá entregar soluciones como Software Defined Access (virtualización del acceso a los usuarios a la red) y Software Defined WAN (evolución de la WAN) que veremos en una siguiente entrega de este blog.

No podemos hablar de Software Defined solo en una parte de la red, es decir, solo para los switches, solo para la red inalámbrica, solo para la WAN. Pensar en ello, es como intentar tapar el sol con un dedo – el problema va a persistir si no tenemos una arquitectura integral. Una visión SD exige que sea de extremo a extremo, en todo punto por donde pasa la información y bajo un solo paraguas de control y esa es la ventaja competitiva que como Cisco entregamos en esta visión de Redes Intuitivas.

No podemos hablar de SD sino hablamos de seguridad. En este fundamento que soporta las iniciativas de negocio – la red, también va a haber amenazas de seguridad, si la red tiene la capacidad de interconectar usuarios (buenos o malos), ¿cómo no podría saber qué es ese tráfico y controlarlo? Las redes intuitivas es la respuesta, convirtiendo a la red un gran sensor mediante el software, y haciendo sinergia con el hardware para lograr analizar el tráfico encriptado en búsqueda de amenazas gracias a la innovación que brindamos en nuestros switches Catalyst 9000 y routers ISR 4000.

Con esto, la definición de Redes Intuitivas queda completa – es la capacidad del software en sinergia con el hardware de simplificar y agilizar los procesos de operación de infraestructura de red de extremo a extremo en un ambiente seguro, con la intención de devolverle al área de IT el bien más importante: el tiempo.

Vuelvo atrás, y como les decía, hoy nos toca a todos los que leemos este artículo, vivir el tiempo de innovación en las redes, el tiempo de cambio. Es un camino que toca empezar a andar, y en Cisco estamos preparados para acompañarlos y para empezar a definir su red mediante el software. No nos escapamos de la responsabilidad que tenemos como líderes del sector, asumimos ese compromiso de caminar a su lado. Hoy nos toca junto a ustedes definir los siguientes 13 años para las futuras generaciones.

Share
Gianfranco Tori

Gerente de Desarrollo de Negocio de Enterprise Networking para CANSAC con 15 años de experiencia en negocios y tecnología en Latinoamérica.

Es directamente responsable por la estrategia y posicionamiento de las tecnologías definidas por software en el mercado de infraestructura.

Gianfranco vive en Lima, Perú y en su tiempo libre disfruta hacer crossfit y leer.