Categories: Pequeñas Empresas

El trabajo híbrido y el regreso a la oficina ya están aquí.

Seguramente a inicios del 2020 se preguntó de qué manera podría habilitar a su fuerza laboral para que el 100% de los colaboradores pudieran trabajar desde casa. Sin duda esto fue un reto para todas las organizaciones al tener que planear procesos de medición de productividad en un ambiente remoto, evolucionar las prácticas de inclusión a un modelo virtual, hacer revisiones constantes del estado de salud de los colaboradores y al mismo tiempo, planear con la incertidumbre de lo que deparaba el futuro en ese momento.

Desde las áreas de tecnología, el gran reto fue proveer conectividad segura para usuarios remotos, lo que llevó a todas las organizaciones en pensar en la solución más ágil, el uso de la VPN para todos los usuarios.

Si bien parece una solución simple, seguramente se enfrentó a diversos retos tales como:

Pobre experiencia de los usuarios al consultar aplicaciones basadas en internet, debido a que la conexión directa a internet de las oficinas centrales se convirtió en un cuello de botella.

Crecimiento en los licenciamientos e incluso dispositivos de HW para proveer a los usuarios de conectividad vía VPN.

Gestión y administración de usuarios en un ambiente 100% remoto para las áreas de tecnología.

Modificación de las políticas de seguridad y acceso, y así mismo perfilamiento y segmentación de usuarios remotos, así como revisión de postura de los dispositivos.

Soporte técnico a usuarios que no contaban con experiencia en este modelo de trabajo remoto.

Usuarios que se fastidiaron de un pobre desempeño de las aplicaciones evitando el uso de VPN y con ello poniendo en riesgo la seguridad de su información al contar con una conexión doméstica a internet en donde se estuvieron compartiendo datos privados.

Y con esto último, seguramente se preguntó ¿Y en dónde ha quedado el perímetro de seguridad en este nuevo ambiente?

Cuando comenzamos a descubrir de qué manera podemos dar solución a los puntos anteriores, parece ser que se acerca el regreso a la oficina, pero ahora con un nuevo reto. El nuevo modelo de trabajo ahora será híbrido, contando con usuarios en oficinas y con usuarios remotos, todos colaborando juntos con herramientas de trabajo basadas en la nube, reuniones virtuales e híbridas, compartición de documentos y toma decisiones todos los días en este nuevo contexto.

Sin duda, se ha acelerado la adopción de un modelo de trabajo digital forzado por diversos temas de sanidad, distanciamiento y al mismo tiempo impulsado por la necesidad de las organizaciones de volver a crecimientos. Esto llevará a las organizaciones a cuestionarse nuevos retos como:

  • De qué manera controlar y calendarizar el ingreso y egreso a oficinas para contar con un registro confiable.
  • De qué manera proveer a los espacios de trabajo un ambiente físico y tecnológico adecuado al nuevo modelo de trabajo híbrido.
  • De qué manera mantener informados a los colaboradores sobre las campañas y medidas de protección dentro y fuera de oficina.
  • Cómo impulsar la productividad de la organización en un contexto de trabajo híbrido.
  • Cómo responder ante situaciones de colaboradores que asistieron a oficina, colaboraron con sus compañeros y se notifica de casos positivos de infección por COVID-19.

Desde la perspectiva de TI, cómo proteger el acceso seguro a las aplicaciones en un ambiente donde el perímetro de seguridad está en todos lados y accediendo a la información desde cualquier dispositivo y cualquier lugar.

Cómo asegurar que el usuario es quien dice ser, y que el dispositivo cumple con las políticas de seguridad para poder consultar información confidencial.

Si se identifica con todos estos retos y aún se encuentra en el camino de resolver los anteriores, estamos seguros de que Cisco puede ayudarle con este viaje de regreso a oficina seguro y así mismo, a planear sus espacios de trabajo para un ambiente colaborativo e híbrido.

Para mayor información: https://www.cisco.com/c/en/us/solutions/collaboration/hybrid-workplace.html?ccid=cc002061

Share
Mtro. José David Mosqueda Malagon

José David Mosqueda es Gerente de Ingeniería Pre-venta basado en la Ciudad de México. Se unió a Cisco México en Octubre del 2008. Su experiencia se basa en territorio de mediana empresa, servicios financieros, gobierno, educación superior, proveedores de servicio y desarrollo de canales para la habilitación técnica y planeación y estrategia de los mismos.

A través del tiempo, David ha ayudado a múltiples organizaciones a cumplir sus objetivos con soluciones de valor agregado alrededor de las arquitecturas de Cisco. Su responsabilidad es colaborar con socios de negocio para construir procesos innovadores que ayuden a la digitalización del país a través de tecnologías como Enterprise Networking, Data Center, Seguridad y Colaboración.

Cuenta con 2 grados de maestría, así como múltiples certificaciones como SCJP, ITIL, Comptia Convergence+, CMNA, CCNA Wireless, CCNA Security, CCNP, CCDP, CCNP Collaboration e IP Contact Center Express Representative.