Categories: Digitalización

La fábrica del futuro, y sus beneficios, ya están aquí

¿Y si fuera posible aumentar la productividad del talento hasta en 50%? ¿O reducir los tiempos de inactividad en más de 30%? ¿O incluso ahorrar energía mientras se evitan riesgos innecesarios para los procesos y las personas? El Internet de las Cosas (IoT) parece la fórmula para que estos escenarios, antes impensables, ahora sean viables.

La amplia visibilidad de las líneas de producción, la total conectividad de los equipos, y la ágil recolección y procesamiento de datos en tiempo real, son capacidades que las arquitecturas tecnológicas actuales ofrecen a la Manufactura. Los fabricantes más innovadores han comenzado a utilizar redes de máquinas inteligentes, sistemas que integran de forma segura las plantas de producción con sus estructuras empresariales, así como modelos que encajen con las soluciones de los partners de manera sencilla y ágil.

Empresas como Cisco, han desarrollado la tecnología que la Industria de Manufactura requiere para aprovechar los beneficios que lo digital trae consigo. Estas arquitecturas, capacidades y servicios, están enfocadas principalmente en cinco frentes:

  1. Automatización: es posible tener todos los sistemas integrados en una única red convergente, que además controle partes de los procesos aminorando los tiempos de inactividad y los riesgos para las personas.
  2. Seguridad: los ataques cibernéticos a fabricantes aumentaron más de 30% en los últimos meses; garantizar que no solamente los activos físicos, sino también a los digitales estén más seguros, es una prioridad de la industria.
  3. Monitoreo y respuesta: planear y realizar mantenimientos predictivos o solucionar problemas de forma remota, son capacidades que puede proveer la tecnología.
  4. Gestión de la energía: contar con amplia visibilidad del funcionamientos y aprovechamiento de las máquinas y equipos, así como recolectar y analizar datos de manera constante, permite hacer un mejor y más efectivo uso de la energía en los pisos de producción.
  5. Conectividad: la creación de oportunidades nuevas y flexibles de comunicación entre cosas, máquinas, datos y personas situadas a lo largo de toda la planta, es ahora una realidad.

Integrar este tipo de capacidades tecnológicas ofrecen, entre otras, tres principales ventajas competitivas a las empresas:

  1. Flexibilidad en la producción: las fábricas que se adaptan rápidamente para satisfacer la demanda pueden reducir los costos de inventario hasta en 50%.
  2. Visibilidad global: tener la capacidad de respuesta inmediata a los cambios y condiciones de la planta, evita pérdidas al negocio. Los fabricantes pierden en promedio el 5% de la producción y el 33% de las ganancias al año debido a los tiempos de inactividad.
  3. Movilidad inteligente: 63% de los fabricantes permiten a sus empleados llevar sus teléfonos a la planta para evitar recorridos innecesarios, colaborar entre sí y aprovechar al instante el conocimiento remoto.

Desatar el potencial de la tecnología digital totalmente orientada a la Industria de Manufactura, permitirá a los fabricantes incrementar las capacidades de sus negocios. Para conocer las soluciones que ha desarrollado Cisco para las Fábricas Conectadas, así como casos de éxito de empresas que las han implementado, haga click aquí.

Share
Carlos Silva

Carlos es experto en estrategia de comunicación, relaciones públicas y content marketing. Cuenta con más de 12 años de experiencia especializado en las industrias de Tecnología y Consultoría en México. Con una maestría en Innovación por parte de la Universidad Iberoamericana, Carlos es un agente de cambio en el actual entorno digital.