No más centro cuando el asunto es data center

Ha llegado el momento de eliminar las barreras entre el mundo físico y virtual, e impulsar el centro de datos a donde estén sus datos

Hace unos meses escuché algo que me dejo pensando por un buen tiempo: “No hay nada más en el centro cuando pensamos en centro de datos”. Qué frase pensé. Al final, con todo este negocio de multicloud, IoT, fog / edge computing, movilidad pervasiva, ninguna afirmación sobre la idea de centralización de TI parece tan certera.

Lo que más me impresiona, hasta hoy, en la frase es que no se resume al cliché de que los centros de datos se están muriendo. En realidad, lo percibí después de cierto análisis, esta frase lleva consigo la dimensión de expansión de un concepto que se vuelve cada vez más vital para el futuro de las organizaciones. Cuando reflexionamos sobre la inexistencia de un centro de datos, concluimos que no hay más bordes o límites para lo que convengamos llamar data center.

Hemos llegado a un punto en el que la evolución digital exige que las empresas rompieran barreras físicas y virtuales y ofrezcan recursos a sus clientes, colaboradores y socios a una velocidad y agilidad sin precedentes, donde quiera que estén, para que se mantengan competitivas. Con datos y aplicaciones distribuidos por todos lados, es posible experimentar la tecnología en su plenitud, y proporcionar una mejor experiencia a los usuarios.

Dentro de ese nuevo normal que no reconoce fronteras, existen tres fuerzas principales que afectan a los centros de datos:

  1. Las aplicaciones se están desarrollando. Las empresas necesitan capturar datos y llevar soluciones a donde sus usuarios se encuentran, desde oficinas remotas hasta filiales, fábricas y/o campos, moviéndose por dominios propios hacia los bordes de la red y de la nube. Con los datos que se crean fuera del centro de datos, los sistemas deben ser capaces de actuar inmediatamente al mismo tiempo que mantienen una política coherente y con seguridad.
  1. Las cargas de trabajo están más distribuidas. De la frontera física de la empresa hasta el borde de la nube. No hay más obstáculos. Y los centros de datos deben procesar información independientemente del volumen y la escala, y la velocidad que demandan los negocios.
  1. Los entornos multicloud son más demandados. No hay otra, pero varias nubes en los horizontes empresariales. Este movimiento es impulsado por motivadores económicos, como comprar versus construir o consumir versus adquirir. Tener la opción de herramientas en la nube, como Microsoft Azure, Google Cloud Platform (GCP) o Amazon Web Services (AWS) puede aumentar la velocidad y la agilidad para los desarrolladores y los equipos tanto de TI como de negocios. Continuidad de operaciones y recuperación de desastres también llevan empresas a la nube. Para garantizar que los datos estén protegidos o que las aplicaciones sean resilientes, los clientes están utilizando la nube para aumentar los centros de datos locales.

La computación en nube es una de las tecnologías fundamentales de nuestros días, y está claro que tendrá impactos profundos en las próximas décadas. Hoy , los equipos de TI se ven obligados a hacer una elección difícil: quedarse con centros de datos locales con un conjunto avanzado de herramientas de su elección para la automatización, el cumplimiento y la seguridad, o migrar a la nube, donde diferentes recursos pueden garantizar que el cumplimiento estratégico se convierten en una solución o un desafío.

Pero las cosas no son (o no deberían ser) tan drásticas . Se percibe que nada es tan blanco o negro. La madurez de la nube reveló un nuevo escenario e hizo que llegáramos a una conclusión que no estaba totalmente clara en un primer momento: gran parte de las empresas no se están moviendo, sino expandiendo sus dominios a la nube.

El fin de las fronteras

Con aplicaciones y datos en todos los puntos de la arquitectura de TI, el centro de datos ya no puede quedar confinado a una ubicación específica. Debe actuar de manera similar a las ramificaciones de un sistema nervioso alcanzando los datos donde están y donde la aplicación es convenientemente desarrollada o implantada. En el borde, en la nube o en el lugar, donde se procesa y donde quiera que sea más sensato ejecutar la velocidad. Listo y capaz de proporcionar inteligencia en el lugar, listo para cambiar, listo para crecer y listo para soportar lo que el negocio necesita.

La idea de la frase presentada al comienzo de este texto fue dictada por un ejecutivo de Cisco hace unos meses durante una conferencia y ahora se materializa públicamente en nuestra nueva estrategia de centro de datos.

Estamos adoptando esta falta de un “centro” anunciando una nueva arquitectura para el centro de datos sin límites. Una que proporcione seguridad y consistencia en toda la red, con simplicidad y administración desde un único panel, todo ello con una estrategia multicloud que comienza en casa – con su centro de datos existente. Ahora, los equipos de TI ya no necesitan hacer esta elección difícil.

En la práctica, esto se conecta a tres grandes innovaciones en nuestras líneas de soluciones que quita límites del centro de datos:

ACI Anywhere, con el nuevo Cloud ACI totalmente integrado en infraestructuras como servicio de AWS y Microsoft Azure;

HyperFlex Anywhere, ahora proporcionando infraestructura hiperconvergente para ubicaciones remotas y de filiales a escala global;

CloudCenter Suite, ahora disponible en una opción SaaS para simplificar y automatizar la administración multicloud.

Con estas soluciones, podemos garantizar que las empresas desarrollen e implementen herramientas adecuadas que soporten los requisitos de negocio en constante cambio y los escenarios competitivos, impulsados ​​por niveles cada vez más altos y más estrictos de expectativas del cliente a partir de tres puntos: automatización, multicloud y seguridad. Al final, el centro de datos es donde los datos están, y es fundamental moverse en ese nuevo mundo con inteligencia, ya sea en el lugar, en la nube o en el borde de la red.

Share
Felipe Dreher

My main mission is to create stories that really matters in order to engage the audience with valuable message. I am passionate content builder with large experience in technology markets. For a long time, I worked as an IT journalist and had the opportunity to participate in several digital transformation processes. Now I’m a marketing guy very focused in data-driven decisions, innovation & agile methodologies, design thinking and hacking process.