Categories: Fast IT

Cuarto Taller sobre Fast IT: Cómo administrar una infraestructura novedosa: desafíos y oportunidades

En este mundo de conexiones cada vez más complejas, los líderes comerciales necesitan que la TI les proporcione una infraestructura programable que responda dinámicamente a sus necesidades. Este blog de cuatro partes explora de qué manera la infraestructura receptiva ayuda a los líderes de TI a alcanzar el éxito. La primera publicación de Colin Kincaid destaca la manera en que TI rápida, un nuevo modelo de TI, abarca un enfoque más amplio hacia la infraestructura de próxima generación. La segunda publicación de Jim Grubb destacó lo que los líderes de TI pueden hacer ahora para aplicar un plan de adopción de TI rápida. La tercera publicación de Doug Webster analiza la posición que específicamente adoptan los proveedores de servicios para beneficiarse de la estrategia de TI rápida. La publicación de hoy, última de esta serie de cuatro partes, analizará de qué manera un modelo de TI rápida puede mitigar los desafíos comunes de la infraestructura.

Para alcanzar el éxito en un nuevo mundo de redes, las organizaciones necesitan de un modelo de TI rápida. Es decir, una infraestructura que posibilite las transiciones tecnológicas con programabilidad, automatización, coordinación, virtualización y seguridad durante todo el proceso.

Mientras los ejecutivos buscan preparar la empresa para el futuro, muchos enfrentan desafíos de innovación en el panorama de infraestructuras actual. Se espera que las organizaciones de TI impulsen cada vez más el crecimiento de los ingresos, reduzcan los costos operativos, mitiguen el riesgo de seguridad y aumenten la innovación. Y que lo hagan más rápido que nunca. En la actualidad, es absolutamente esencial que TI se asocie con la empresa y que siga siendo relevante para el crecimiento de la organización.

Entonces, ¿cuáles son los puntos de diferenciación característicos de una infraestructura de próxima generación que pueden mitigar estos desafíos? ¿De qué manera TI rápida puede ayudar a las organizaciones de TI a ofrecer un mayor valor comercial?

Desafío N.º 1: Más dinamismo

Cada vez es más evidente que TI necesita poder responder rápidamente. Hay una creciente proliferación de aplicaciones de TI como servicio (ITaaS) que reemplazan los modelos de servicio tradicionales. Y en el panorama actual, el dinamismo empresarial requiere del dinamismo de la aplicación. Por eso, los equipos de TI deben aprovisionar aplicaciones más rápidamente. A los líderes de TI se los mide cada vez más en función de la velocidad para implementar aplicaciones, ya que determinará el éxito que tienen en nuevos mercados y en nuevos modelos de negocio.

Chuck Crane, arquitecto principal de Seguridad y redes en Acxiom, reafirmó esta idea en la sesión “Fast Track para TI rápida: Infraestructura centrada en la aplicación de Cisco” de Cisco Live San Francisco en mayo.

Enfrentamos muchísimos desafíos porque somos un entorno altamente dinámico. Contamos con muchos productos nuevos que se implementan constantemente y con nuevos clientes que nos visitan en línea en todo momento. Administramos más de 20 000 cambios por año en redes y seguridad. Genera mucho estrés al personal de seguridad y al personal de redes, que intentan mantenerse actualizados con estos cambios. Además, a medida que vamos avanzando al modelo DevOps, se nos exige realizar entregas cada vez más rápido. En lugar de poder entregar en 2 meses a futuro, ahora nos solicitan entregar en horas.

En conclusión, TI debe moverse más rápidamente para entregar más rápidamente. Y un modelo de TI rápida proporciona este dinamismo. Toda la infraestructura de TI se administra como una única entidad; proporciona control centralizado y fácil acceso a los cambios de políticas. Tal como lo mencioné, la infraestructura de TI rápida es programable, automatizada, coordinada y virtualizada para poder responder de manera dinámica a los requisitos de la aplicación.

Desafío N.º 2: Seguridad

La seguridad es más importante que nunca. Es particularmente importante para las organizaciones que apuntan a las redes definidas por el software (SDN) para tener presentes algunas inquietudes básicas sobre seguridad. El crecimiento y la adopción de las tendencias tecnológicas como la nube, la movilidad, los datos masivos y las redes sociales implican que las empresas se conviertan en una organización de tecnología. Pero también implican que las organizaciones deban proteger cuidadosamente los activos, las inversiones y los usuarios finales.

Con un modelo de TI rápida, la seguridad se extiende fuera de la red hacia los terminales del centro de datos, la infraestructura virtual y la movilidad. Solo puede proteger lo que puede ver y, cuando el problema es visible, es mucho más fácil de aislar y contener. La visibilidad en tiempo real, los análisis y la ubicación centralizada para el cumplimiento en entornos físicos y virtuales significan que las organizaciones están protegidas antes, durante y después de un ataque.  En un modelo de TI rápida, la infraestructura actúa como sensor para identificar las vulnerabilidades de la seguridad y, mediante interfaces de políticas simples, corrige automáticamente esas vulnerabilidades.

Gracias al análisis y monitoreo permanentes que convierten en acción la información, la seguridad de TI rápida es automática y la visibilidad es constante y holística.

Desafío N.º 3: Complejidad

La cantidad cada vez mayor de conexiones y el crecimiento de la tecnología significa que todo es mucho más complejo. También implica que los dominios individuales como el servidor, el almacenamiento, la seguridad y la computación se hayan convertido en silos, lo cual le dificulta mucho más a TI ser flexible, estratégica e innovadora.

Además, la dependencia en procesos manuales para administrar sistemas de TI más antiguos dentro de cada dominio exige una increíble cantidad de atención, presupuesto y recursos que podrían estar orientados a las estrategias para aumentar el valor comercial. Y no nos olvidemos del tiempo. Con sistemas manuales e inflexibles, las nuevas capacidades demoran semanas o meses.

Una estrategia de TI rápida puede mitigar muchas de estas inquietudes. Permite realizar configuraciones de manera rápida y automática en todo el dominio (red, servidores, almacenamiento y seguridad) y brindar más soporte a clientes internos y externos. Simplificar así una infraestructura compleja significa que puede dedicar más recursos para admitir nuevas tecnologías y respaldar proyectos relevantes para el negocio.

Nicolas Jacques del proyecto Open Daylight destaca que muchos en la industria están intentando reducir este tipo de complejidad, tal como se escuchó en esta grabación del panel de debate sobre “Implicaciones comerciales de las redes definidas por el software” en Cisco Live Milán en enero:

“El viejo mundo de ‘Puedo solucionar el problema en mi propio silo sin preocuparme por nada más’ ya no concuerda actualmente con la mayoría de los clientes y perspectivas. Y en torno a eso, es grandioso observar que toda la industria se unió para afirmar que ‘Exploraremos una nueva manera’”.

Desafío N.º 4: Costo

Es evidente que el nivel de complejidad es cada vez mayor. Pero también significa que hay más líderes de TI presionados para reducir los costos, cuando la complejidad en realidad los incrementa. Esto puede verse de dos maneras:

  1. Se destinan más fondos para mantener proyectos actuales y menos fondos para nuevos emprendimientos.
  2. Este desequilibrio de recursos repercute negativamente en la flexibilidad y capacidad para responder a las necesidades del negocio.

Un modelo de TI rápida combina las infraestructuras existentes para respaldar las funciones actuales de manera rentable, al tiempo que se promueven nuevas ofertas y servicios.  Un enfoque coherente para administrar aplicaciones, middleware e infraestructuras implica que será mucho más sencillo usar lo que ya está implementado y aumentar el valor comercial y el dinamismo. Gracias a la programabilidad, que es una característica clave del modelo de TI rápida, las actualizaciones de software pueden realizarse en la infraestructura existente para preservar la protección de la inversión. Y la automatización implica menos tareas manuales y más tiempo o personal disponibles para proporcionar servicios de TI esenciales para el negocio.

Anteriormente mencioné que TI debe ayudar a impulsar la innovación o bien corre el riesgo de quedar obsoleta. Esta es una manera de colaborar, al tiempo que se aborda el problema del presupuesto: ahorrar tiempo, dinero y recursos con TI rápida implica que puede redestinar estos fondos para proyectos innovadores.

Una solución para facilitar TI rápida

Nuestro enfoque para administrar estos desafíos es extendernos a SDN. Estos imperativos comerciales deben abordarse a un nivel de estructura de arquitectura.

La Infraestructura centrada en la aplicación (ACI) de Cisco facilita TI rápida ya que proporciona un modelo operativo basado en políticas comunes en toda la infraestructura, lo cual permite reducir considerablemente los costos y la complejidad. Por ejemplo, tras implementarse la infraestructura y modificarse los patrones de la aplicación, la comunicación entre la infraestructura y la aplicación permitirá a TI construir una infraestructura más elástica y fácil de administrar. TI puede proporcionar y administrar recursos de infraestructura y red más rápidamente; se los presenta a las aplicaciones de manera sencilla y segura.

Este enfoque basado en el sistema simplifica, optimiza y acelera todo el ciclo de vida de implementación de la aplicación en el centro de datos, la WAN, el acceso y la nube. Al hacerlo, fortalece a TI para que sea más receptiva a las necesidades cambiantes del negocio y la aplicación, lo cual permite aumentar el dinamismo y agregar valor comercial.

Oportunidades para quienes adoptan Fast IT

A lo largo de estos blogs, hemos destacado el potencial de transformación empresarial con TI rápida, un modelo de TI simple, inteligente y seguro.

Los líderes de TI que adopten este enfoque proporcionarán valor al negocio y simplificarán las iniciativas actuales. Y lo que es mejor, podrán capturar más de su participación del valor de USD 19 mil billones en Internet de todo (IdT) que está en juego.

Este es el momento más importante para que las organizaciones se preparen para el futuro de TI. Todos los líderes de TI enfrentan estos desafíos, pero con un nuevo modelo de TI, podrán manejar la complejidad, aumentar la seguridad e impulsar la innovación como nunca antes.

Para más información sobre cómo preparar a la empresa para el #FuturoDeTI, visite Perspectivas ejecutivas de Cisco y Cisco Fast IT.

Recursos adicionales:

Share