Innovación y América Latina: ¿qué lugar ocupa la región?

Para Joseph Bessant, profesor de innovación y management en la Universidad de Exeter, innovación significa generar valor a partir de las ideas.

La innovación es un elemento clave dentro de la cuarta revolución industrial. Sin un fomento dentro de las organizaciones, públicas o privadas; pequeñas, medianas o grandes, estas no tienen garantizado su supervivencia en el entorno dinámico y rápido de hoy en día. Cualquiera puede innovar dentro de su círculo más cercano. Sin embargo, existen condiciones que favorecen a que un país, junto con las organizaciones dentro de él, sea más innovador que otros.

Para medir y ayudar a las naciones en su desarrollo de innovación, desde hace diez años se realiza el reporte Global Innovation Index (GII) gracias al esfuerzo de distintas organizaciones, principalmente la Universidad Cornell, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y la escuela de negocios INSEAD. La edición de 2017 midió el desarrollo en innovación de 130 países; basándose en más de ochenta indicadores.

¿En qué lugar se encuentra América Latina?

Como región, América Latina ocupa el cuarto puesto, detrás de América del Norte (EE.UU. y Canadá), Europa, el sudeste de Asia y Oceanía. Solo por encima de Asia central y las distintas regiones de África.

Los cinco países que más innovan (y sus respectivos lugares en la escala global) son: Chile (46), Costa Rica (53), México (58), Panamá (63) y Colombia (65). Desafortunadamente, ninguno de ellos es considerado como líder en innovación. A pesar de la posición geográfica y económica de muchas de las naciones de la región, no se ha logrado traducir esto en innovación de acuerdo al reporte.

Cada país de Latinoamérica se enfrenta a problemas particulares que limitan su desarrollo y su capacidad innovación. Sin embargo, es posible empezar a igualar el ritmo de las naciones más adelantadas, pero para que suceda se requiere de la participación no solo de unos cuantos, sino de todos los ciudadanos y los gobernantes que buscan el progreso.

En Cisco conocemos y reconocemos el valor de la innovación. Por ello, en 2016 se creó una iniciativa global que la fomenta, premia y apoya: el Innovation Grand Challenge. Este proyecto apoyó con un estímulo económico de $250.000 USD a los tres desarrollos más innovadores en cuestión de IoT. También brindó asesoría directa con expertos y la oportunidad de trabajar en las instalaciones de los centros de innovación de Cisco.

De esta forma Cisco refrenda su compromiso con la innovación, no solo con el desarrollo de las herramientas que conocemos sino también, reinventando la forma de innovar.

Share
Javier Camacho

Líder con experiencia en la creación, planeación y ejecución de estrategias que permiten el crecimiento del negocio basado en la innovación y la excelencia operacional. Líder que genera cultura de diversidad, desempeño, e innovación. Reconocido por la habilidad de lograr excelentes resultados.

View Comments