Categories: Colaboración

Capítulo 1: ¿Remote Worker?: más fácil de lo que se cree o de lo que se requiere.

Sin duda alguna, la pandemia que ya va desde principios del 2020 nos llevó a transformar no solo nuestra vida personal en 180º, también nos cambió todo nuestro entorno en el ambiente laboral, incluso para quienes ya estábamos acostumbrados a trabajar en el ambiente denominado Home Office.

Vale destacar que el término “Home Office” u “Oficina en Casa” se quedó corto frente a lo que realmente se requiere para un ambiente de “Trabajador Remoto” -mejor conocido hoy en día como “Remote Worker”- para afrontar los retos laborales que hoy demanda cada una de las industrias del país. ¿Sabes cuáles son las diferencias entre estos términos y por qué es importante que las empresas determinen qué solución es la indicada? Analicemos cómo esto influye en la continuidad de su negocio y cuáles son las 4 consideraciones a tener en cuenta:

1) ¿Home Office o Trabajo Remoto?

Es importante contemplar que la facilidad de realizar Home Office anteriormente era en su mayoría una prestación o beneficio que la empresa le podría brindar al colaborador, beneficio que buscaba balancear la vida personal con la laboral con tal de que el empleado se sintiera cómodo e incluso libre de manejar su tiempo, atender sus responsabilidades y buscar incrementar su productividad.

Hoy Remote Worker dista mucho de ser un beneficio o prestación laboral, es una necesidad de continuidad del negocio que debe ser regulada y orquestada por la empresa, a fin de evitar la pérdida de clientes, de ingresos e incluso la salida del mercado.

2) La nueva Colaboración.

Antes, realizar Home Office implicaba maximizar nuestras 24hrs del día con comodidad, buscando relajar la mente para bajar los niveles de estrés. Comenzábamos nuestro día laboral en casa, tomando un rico desayuno mientras el tránsito de la ciudad se despejaba y, una vez conectados, no le dábamos tanta importancia al ancho de banda para realizar videollamadas, quizás bastaba con unirse a la reunión por audio sin tener en cuenta la calidad de los audífonos al punto de usar los que regularmente vienen con el teléfono celular.

Por otro lado, Remote Worker es el nuevo estilo de vida laboral requerido para dar continuidad al negocio, donde el ancho de banda sí importa y tendremos que aumentarlo por 3 veces o más. Atrás quedaron las conexiones fugaces de solo dos horas para “avanzarle al trabajo”; hoy el ritmo exige estar conectados todo el día para hacer videollamadas, acceder a los aplicativos de nube empresarial y al respaldo de la información, cumpliendo siempre con los protocolos de seguridad más robustos que nunca.

Como Remote Worker se debe contar con la mejor aplicación de Colaboración que permita asegurar los protocolos de video y voz, que garantice la encriptación de extremo a extremo y proteja cada archivo compartido sin importar el día, la hora, el dispositivo o el lugar donde la use. En este 2021 las soluciones de seguridad para el trabajador remoto deben ir más allá de conectar la VPN para acceder de manera directa a los servicios corporativos, pues este modelo evolucionó derivado de la necesidad de acceder a aplicaciones fuera del CORE o del EDGE empresarial, o por el simple hecho del uso de las bondades del BYOD, BYOLicense, BYOloquequieras.

3) La evolución de la infraestructura.

Con la reciente normatividad para el trabajo remoto en México, las reformas laborales continúan evolucionado y adaptándose a los cambios. La salud del empleado debe prevalecer para que éste sea productivo y será responsabilidad de la empresa brindar los medios y las herramientas para garantizar el bienestar físico y mental, como por ejemplo, dar apoyo en la adquisición de un escritorio adecuado, una silla ergonómica, un acceso de internet con mayor ancho de banda, ciberseguridad, entre otros.

Cuando hablamos de la infraestructura necesaria para implementar un modelo de Remote Worker podríamos pensar que requerimos grandes inversiones, pero la realidad es otra, basta que la empresa comience a definir los perfiles de los usuarios que pasarán a modelo remoto y con base a estos perfiles se define claramente las inversiones a realizar de manera flexible y ágil.

4) El software como servicio.

Para lograr esa flexibilidad y agilidad, el modelo de consumo debe de ser la base que lleve rápidamente el negocio a modelos de operación virtuales. La adopción de modelos de consumo basados en software, de nube, pay as you use, pay as you consume, o simplemente un servicio administrado permitirá liberar la presión de las inversiones, que sean predecibles para optimizar el gasto de la empresa y garantizar su operación diaria. Si algo aprendimos de la pandemia, es que necesitamos garantizar la continuidad del negocio sin importar el momento, la situación y la incertidumbre.

Cisco ha entendido muy claramente los cambios y las necesidades del mercado y las presiones por las cuales pasan las empresas para afrontar dichos cambios. En el siguiente link podrán encontrar mayor información de las soluciones que Cisco pone a disposición de sus clientes como #CiscoWebex, #CiscoUmbrella, #CiscoDUO, #CiscoMeraki, entre otros, para poder construir una estrategia de trabajo remoto que sea ágil de implementar, con el costo adecuado a la necesidad y las herramientas de seguridad pertinentes que garanticen la seguridad de la información, transaccionalidad y el uso de aplicaciones sin importar el lugar y el dispositivo.

En el próximo capítulo, les hablaré de la importancia de la arquitectura de Borde de Servicio de Acceso Seguro (SASE) en esta nueva normalidad. Sus comentarios y opiniones son más que bienvenidos y agradecidos.

Hasta la próxima.

Jorge Cano

Jorge es Ingeniero en Comunicaciones y Electrónica, egresado del Politécnico Nacional, con más de 13 años de experiencia en la industria de las telecomunicaciones enfocado en atender y desarrollar a los Proveedores de Servicios desarrollando y evolucionando su portafolio de servicios de valor agregado.

En los últimos tres años se ha centrado en desarrollar la nueva generación de servicios administrados y de nube, como experto en Cloud and Managed Services en Cisco.