Categories: Centro de Datos

Aterrizando entre nubes – Parte 4

Este artículo es parte de la serie “Aterrizando entre nubes” puede ver las publicaciones anteriores aquí.

Hemos visto en diversos medios e incluso en una entrega pasada de esta misma serie de artículos, como el proceso de adopción de computación en la nube se asemeja al camino que se vivió hace un siglo cuando se popularizó el uso de la electricidad como servicio público.

Por esta misma analogía usada por muchos y criticada por otros, me llamó mucho la atención un artículo publicado por Wall Street Journal algunos meses atrás titulado “Más empresas se desconectan de la red eléctrica” y que se refiere a que la generación propia de Energía en países como Estados Unidos es aun inferior al 5% pero viene creciendo a tasas importantes desde el año 2006.

El artículo menciona casos de empresas como Turkey Hill Dairy que mediante el uso de turbinas de viento ha logrado reducir su gasto energético en un 25% en los dos últimos años. Menciona el artículo empresas como Apple, BMW o Walmart que por ejemplo a hoy genera 4% de la electricidad que usa, pero planea generar el 20% para el año 2020. Tecnologías novedosas como turbinas de viento, paneles solares, gas metano generado por desperdicios y basuras o incluso células de combustible con biogás están permitiendo que esta tendencia de mercado continúe creciendo y se entre en el círculo virtuoso de reducción de costos de generación privada. Menciona el artículo que Walmart ha pasado en el 2007 de costos aproximados de US$8 por vatio de capacidad a US$3.50 hoy y espera que antes de 3 años tendrán paridad con los costos del servicio públicos.

¿Por qué los clientes vienen buscando pasarse a generación privada de energía? Según el artículo de WSJ, una razón es sin duda el tema de reducción de costos de forma sostenible y la otra el garantizar niveles de servicio aun en casos de catástrofes naturales como el caso del huracán Sandy.

Haciendo la analogía con la computación en la nube y entendiendo la diferencia de casi 100 años entre las tecnologías asociadas a la generación eléctrica y al nuevo modelo de cómputo hay dos cosas que me gustaría resaltar:

–              Si nos ubicamos en el año 2013, la energía eléctrica está pasando a una oferta híbrida desde un componente mayoritariamente público ofrecido por terceros. En el caso de la computación en la nube la migración del modelo es al contrario principalmente por las soluciones in-house que las empresas han venido utilizando en los últimos años.  Sin embargo en cualquiera de las dos se llega a un mismo sitio: solución híbrida.

–              La adopción de estas técnicas de generación privada no se está dando a igual velocidad entre pequeñas y grandes empresas.  Son las empresas más grandes las que vienen haciendo las mayores inversiones aunque se espera que esto pueda cambiar en la medida que la tecnología evolucione en costo y simplicidad de uso.

Es en este ambiente de múltiples opciones o múltiples grises como lo llamamos en una entrega pasada y cuando se decide tomar el camino hacia la nube toma entonces especial importancia y relevancia el concepto de nubes híbridas.

Estas nubes se convierten en plataforma donde el departamento de TI de cada empresa debe determinar el límite entre público y privado por  cada servicio que debe ofrecer. El objetivo será ofrecer el TI como servicio y  el análisis a realizar para entender como ofrecerlo se deberá enfocar en el tipo de aplicación, políticas, recursos y costos asociados a mantenerlo. En cualquier caso se deberá tener presente las expectativas no solo de los clientes sino de las distintas áreas usuarias y líneas de negocio dentro de la organización que cada vez esperan servicios más seguros, flexibles, ubicuos, fáciles de consumir y alineados con el negocio.

Para entender mejor este reto al que se enfrentan los departamentos de TI en un ambiente de múltiples nubes, es interesante analizar un estudio realizado entre Cisco e Intel a nivel mundial y que contiene una buena muestra del mercado Latinoamericano: “El impacto de la nube en los modelos de consumo del TI”. Allí se ve como se espera que los departamentos de TI evolucionen, usen mejor las herramientas y puedan dar respuesta a las líneas de negocio y a las áreas usuarias  de sus servicios, que cada vez tienen un poder de decisión, de influencia y de presupuesto mucho mayor en lo relacionado con los servicios de TI.

En todo este interés creciente por las nubes privadas como parte fundamental de la estrategia hacia soluciones híbridas, no deja de ser importante resaltar que Cisco haya sido reconocido por Forrester en su más reciente estudio, como el fabricante con mayor puntaje en cuanto a estrategia y uno de los tres principales en cuanto a soluciones de software asociadas al desarrollo de nubes privadas.

La evolución de esta oferta y su desarrollo propio en el mediano plazo, llevará a que en un periodo aproximado de 3 años, según Forrester, sea común la administración unificada de las redes híbridas que hoy en la mayoría de los casos se hace separando la oferta privada de la pública.  Es allí donde debemos tener el radar soluciones de gestión como Cisco Intelligent Automation for Cloud y Cisco UCS Director, que a hoy están transformando el modo como se opera, administra y gestiona la infraestructura convergente física y virtual como plataforma de múltiples nubes. Premios como el 2013 Storage Virtualization and Cloud (SVC) product of the year otorgado al Cisco UCS Director, así lo ratifican.

Los modelos de consumo de TI están cambiando. Las herramientas tecnológicas, soluciones y arquitecturas continúan evolucionando de forma acelerada. Está su departamento de TI listo para afrontar este reto?

Fernando Rodriguez Martinez

Fernando Rodríguez trabaja en Cisco como el Gerente de Alianzas de Virtualización y Nube para la arquitectura de Virtualización y Cloud Computing para la región de Multi Country Operation (MCO) conformada por Argentina, Chile, Colombia, Paraguay y Uruguay. Antes de asumir su actual posición, Fernando trabajó como Gerente de Desarrollo de Data Center para la región de CANSAC (Centro América, Norte de Suramérica y Caribe).

Fernando ha trabajado en Cisco por más de trece años, en donde ha desempeñado diferentes posiciones como Gerente de ingeniería de Cisco para Colombia y desarrollo preventa enfocado en los segmentos corporativo, gobierno y PYMEs. Posee actualmente reconocidas certificaciones de industria como CCIE (Cisco Certified Internetwork Expert), CISSP (Certified Information Systems Security Professional) y CCSK (Certified Cloud Security Knowledge). Previo a su entrada a Cisco, Fernando trabajó en Lucent Technologies como soporte regional para tecnologías de conectividad estructurada e inalámbrica.

Fernando Rodríguez es Ingeniero Electrónico de la Universidad Javeriana de Colombia y tiene una Maestría en Administración de empresas (MBA) del Instituto de Alta Dirección de Empresas (INALDE) de la Universidad de la Sabana en Bogotá. Es casado y tiene 2 hijos.