Ask The #IoE Futurist: “¿El futuro de la tecnología de baterías prohibirá el avance de las computadoras o de la tecnología en general?”

En mi rol como futurista en jefe de Cisco, recibo muchas preguntas sobre qué deparará el futuro y de qué manera las nuevas tecnologías y soluciones para empresas medianas cambiarán nuestras vidas. Dados los comentarios positivos y la cantidad de preguntas que la comunidad envía en relación con la primera serie de blogs, he decidido hacer una segunda serie para responder las preguntas de la comunidad de educación y tecnología en torno a Internet de Todo (IdT). Ya sea que algunas preguntas son mundiales en cuanto a su alcance, como, por ejemplo, de qué modo Internet de Todo moldeará nuestro mundo; o bien, de naturaleza sencilla, como la pregunta de hoy sobre baterías en Pregúntele al futurista de #IdT, disfruto el desafío de contestarlas todas.

Aquello que dice la mayoría de los maestros de escuela es verdad: “No existen las preguntas malas”.

De hecho, cuando uno se pregunta qué aspecto tendrá el futuro tecnológico, las ideas del famoso libro de Malcolm Gladwell, The Tipping Point (El Punto Clave), cobran vida.

Gladwell afirma que un punto clave surge cuando una idea, tecnología o tendencia pequeña cruza un umbral y “se propaga como un incendio forestal”. Actualmente, estamos presenciando un punto clave en la innovación tecnológica, que representa todas las pequeñas innovaciones que tienen un efecto acumulativo en la sociedad. Los sensores microscópicos, dispositivos móviles diminutos portátiles, paquetes de energía minúsculos e, incluso, una batería AA tienen el potencial de tener un impacto en la innovación futura y en el significado de estar conectado.

En esta publicación, responderé una pregunta de Chad, un estudiante de la campeona de Cisco, Karen Woodard, acerca del modo específico en que los nuevos desarrollos en la tecnología de las baterías pueden tener un impacto en las soluciones nuevas. Esta es la pregunta de Chad:

Pregunta: “¿El futuro de la tecnología de las baterías prohibirá el avance de las computadoras o de la tecnología en general?”

Respuesta:

Es una excelente pregunta que recientemente ha sido un tema candente en las noticias. ¿Leyó el artículo del Washington Post acerca de la solicitud de patente para un molino minúsculo que presentó la Universidad de Texas en Arlington? La idea consiste en emplear energía eólica que permita cargar la batería de su smartphone.

Este es solo el comienzo de la investigación y el desarrollo en este campo. Otras áreas de prueba y exploración incluyen:

  • Nuevos tipos de componentes químicos de las baterías, como aquellos que emplean nanotubos de carbono o grafeno.
  • Baterías de litio-azufre con cuatro veces más densidad energética que las tecnologías de baterías de iones de litio comparables.
  • Nuevos tipos de supercondensadores que pueden cargar en minutos, a pesar de que no llegan a tener la densidad de una batería normal.
  • Dispositivos que obtienen energía del entorno a través de la energía cinética e, incluso, señales de Wi-Fi.
  • Por supuesto que también se exploran extensamente las energías renovables, como la solar, que puede hacer funcionar las baterías por más tiempo. Por ejemplo, los investigadores de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign están trabajando con un plástico flexible que puede duplicar la potencia a mitad del costo de las células fotoeléctricas.

Estos y mucho otros ejemplos destacan el gran esfuerzo del sector en mejorar la tecnología de las baterías. Como respuesta a su pregunta, si la tecnología de las baterías no cambia ni evoluciona, entonces sí, las tecnologías futuras enfrentarán desafíos. Nadie quiere cambiar ni recargar las baterías en decenas de artefactos todos los días o, en algunos casos, varias veces al día.

Por ejemplo, recién estamos empezando a ver cómo las mejoras en la vida útil de las baterías están transformando los modelos de automóviles eléctricos, que permiten que los conductores ahorren dinero y tienen un importante impacto en el medio ambiente. GM anunció recientemente sus planes para emplear una composición de batería de iones de litio que contiene níquel, cobalto y manganeso. Esta promete ser más económica y potente que cualquier otra batería para automóviles disponible actualmente en el mercado.

En vista de todas estas investigaciones y estos planes de mejoras nuevos, soy optimista y pienso que la vida útil de las baterías tendrá un impacto significativo que hará posible que las tecnologías futuras se conviertan en una realidad. La innovación en baterías también permitirá dar un impulso a Internet de Todo. A medida que más personas, cosas, procesos e información estén disponibles en línea, los dispositivos que alimentan las conexiones necesitarán más conectividad y energía constante. En vista de esta necesidad, la teoría de El Punto Clave de Gladwell parece ser particularmente cierta. Las innovaciones más pequeñas, incluso las baterías que alimentan nuestros dispositivos conectados, tendrán un gran impacto en nuestra sociedad.

Si se perdió la primera serie de blogs Pregúntele al futurista de #IdT, consúltela a continuación:

¿Tiene alguna pregunta sobre Internet de Todo para @DaveTheFuturist? Únase a la conversación #IdT y #PregúnteleAlFuturista.

Share
Dave Evans

Dave Evans es el futurista estrella de Cisco—un evangelista que comparte su visión de la evolución de la tecnología, anticipando las próximas décadas. En su rol, Evans trata sobre el futuro impacto de la tecnología en clientes, negocios e industrias de Cisco, con el objetivo de evocar inspiración cuando se trata de la aplicación práctica de avances tecnológicos.

Un experto en tecnologías emergentes, Evans posee patentes para RFID, Connected Car, personas virtuales y telefonía móvil. Su perspicacia visionaria a generado atención global alrededor de temas como La Internet de Todo (IdT) y "The Net Effect", donde explica el impacto transformador de (IdT) y el rol de la red. Actualmente designado por LinkedIn como uno de los 150 Líderes de Pensamiento Más Influyentes del mundo, la visión de Evans ha aparecido en la revista Forbes, en San Jose Mercury News, el New York Times; y en Nikkei.com, CNN News, MSNBC, entre otros, así como también a través de una presencia activa en redes sociales.